Francisca Gavilán y Tamara Acosta protagonizan clásico del teatro sobre desigualdad social en Chile