Cinco posturas para salir del bajón en un minuto

Las alteraciones del estado de ánimo te llevan muchas veces a permanecer de bajón durante varios días.



Incluso en otras situaciones prolongadas, pueden derivar en ciclotimias permanentes, bipolaridad y hasta en depresión, ante lo cual hay que acudir a los psicoterapeutas para recibir la ayuda y contención apropiada.

A veces se manifiestan como un estado que puedes precisar muy bien o no, y casi siempre reflejan poca energía y entusiasmo para encarar las tareas, o dificultad para mantenerse enfocados y sostener un espíritu de motivación interno que te ayude a seguir adelante.


Es natural que suceda, puesto que son respuestas adaptativas a las dificultades que se van presentando. Y, si puedes seguir adelante, actuando pese a ellas, ya has dado un muy buen paso para ir resolviéndolas.


Para ayudarte a superar mejor estos estados, aquí tienes cinco posturas físicas que, si las practicas con continuidad, pueden ayudarte a disminuir los sentimientos de quebranto y desánimo:


MIRADA ADELANTE Y ARRIBA

Está comprobado que el mirar hacia adelante y levemente hacia arriba, mientras tienes el cuerpo erguido, conecta con la sensación de un futuro más positivo más allá de lo que estás sintiendo. Puedes practicarlo al caminar, si es posible mirando paisajes abiertos o el cielo. Observa cómo cambia tu fisiología al salir de la mirada hacia abajo típica del ensimismamiento, al pasarla a algo más expansivo con esa visión hacia el horizonte.


CAMINAR CON PASOS MÁS RÁPIDOS DE LO HABITUAL. RESPIRACIÓN PROFUNDA.

Otro tip al caminar es acelerar levemente el paso. Frente a bajones anímicos las personas casi arrastran los pies, como si les pesaran o quisieran quedarse estancados en esa emoción. Caminar con mayor ritmo, combinándolo con la postura erguida y la mirada hacia el horizonte, incluso acompañando con movimiento de brazos, te hará recobrar fuerza. Sincronízalo con respiraciones profundas en vez de superficiales: no esperes a quedarte sin aire para respirar, ya que el organismo necesita que lo oxigenes más de lo habitual.


POSE DEL SUPERHÉROE Y SUPERHEROÍNA

La posición llamada “del superhéroe y superheroína” realmente funciona. Se trata de pararte durante al menos 1 minuto colocando las manos en jarra, mirando fijo hacia arriba y al horizonte. Respira profundamente y siente, visualiza, imagínate en un estado mental y corporal positivo. Observa el resultado. Esta es una técnica muy utilizada con personas que sienten miedo a hablar en público, y lo que hace es empoderarte del instante, para afrontarlo con mayor entereza. Puedes usarla cada vez que necesites recobrar tu auto confianza.


BRAZOS AL CIELO

En este ejercicio ponte de pie y obsérvate, sin hacer ninguna pose aún. Toma consciencia de tu cuerpo, de la mirada, de la respiración y de cómo están tus emociones. Luego, extiende con decisión tus brazos hacia arriba, como agradeciendo al cielo. Esta es otra postura que te ayuda a salir del estancamiento en el que estás cuando sientes desaliento. Puedes incluso cerrar los puños y hacer el gesto típico de celebrar una victoria.


Párate mirando las nubes, los pies levemente separados un poco más que el ancho de cadera y hombros; equilibra tu cuerpo. Mantén la posición al menos un minuto seguido. El cuerpo permanecerá erguido, y la respiración será profunda, acompañando esa energía de triunfo, de logro, de lo mejor que quieres generar. Luego, baja los brazos y observa el resultado del antes y después.


SALTOS EN EL LUGAR DURANTE 1 MINUTO


La energía baja también es símbolo de estancamiento y de dificultades en algunos planos de la vida. Para salir de ese estado, hay un ejercicio que te invito a practicar y es ponerte a dar saltos en el lugar donde estés durante un minuto. Acompáñalos con una sonrisa, y también con gritos o exhalaciones fuertes y sonoras, como soltando la energía trabada dentro tuyo. Sentirás que se acelera el corazón, y que tu cuerpo empieza a circular la sangre más rápido, a la vez que se acelera la respiración. Hazlo al menos un minuto seguido, y chequea el resultado de tu estado emocional y físico.


Una variación de este ejercicio es bailar, aunque no sepas bailar: ponerse en movimiento, dar vueltas, saltar, expresar corporalmente la libertad, es otra forma de destrabarte internamente.


Todas estas sugerencias también funcionan cuando quieres trabajar tu empoderamiento y aumentar la sensación de confianza en ti. Practícalo con frecuencia y verás cómo los bajones serán menos pronunciados y conquistarás mayor asertividad para gestionarlos, sin necesidad de dejarlos que permanezcan más de tiempo mínimo suficiente.

24 visualizaciones