EE.UU. Versus CHILE

June 5, 2020

Observando la revuelta social que atraviesa el país norteamericano, resulta inevitable hacer la comparación con la Crisis que vivió Chile el 2019... ¿Estamos frente a un mismo escenario o son situaciones completamente diferentes?

 

 

Estados Unidos vive momentos complejos sin duda, ya que además de los problemas de salud que enfrentan por la pandemia del Covid-19, que lo ubican como el país con mas contagios y muertos a nivel mundial, también enfrentan una crisis económica que no se veía desde hace décadas, con un nivel de desempleo que supera las 6 millones de personas.

 

En medio de este tenso clima social, el pasado 25 de Mayo ocurre el asesinato de George Floyd, un ciudadano afroamericano de 46 años a manos de 4 policías blancos en la ciudad de Minneapolis (Minnesota). Este hecho provocó una ola de manifestaciones en todo el país (algunas pacíficas y otras no tanto), bajo la consigna “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan), que ha involucrado personas de todos los sectores, incluso del mundo del espectáculo, que han manifestado su rechazo absoluto a la forma en que murió Floyd.

 

Para empeorar aun mas las cosas, el Presidente Donald Trump haciendo gala de su característica soberbia y falta de empatía, ha agitado los ánimos, tildando a los manifestantes de terroristas y amenazando con enviar los militares armados a las calles, mientras las muestras de repudio se esparcen por el mundo mas rápido que el Coronavirus.

 

Comparando esta situación con lo que se vivió en Chile a partir del 18 de Octubre del 2019, hay muchas similitudes aunque el detonante haya sido muy diferente, ya que en ningún caso se puede comparar el alza en los pasajes del metro con la vida de una persona. El llamado “Estallido Social” fue la última gota que rebalsó un vaso lleno del descontento social, que se venia acumulando desde el fin de la dictadura de Pinochet o incluso desde mucho antes. Esto naturalmente provocó revueltas en todo el país y marchas masivas bajo la consigna “No son 30 pesos, son 30 años”, lo que motivó al gobierno a reprimir con excesiva fuerza, dejando muertos y heridos por el accionar desmedido de las fuerzas policiales durante varios meses, hasta que la cuarentena mundial dio una pausa a esta crisis para dar paso a otra peor.

 

Si ven el paralelismo en ambas realidades es porque sin duda los hay. Aunque cada sociedad tiene características fundamentalmente particulares, también tienen problemas similares como el racismo, la discriminación, la cesantía y la indiferencia de la clase política ante la realidad del pueblo. La Crisis social tanto de uno como de otro país, son síntomas de una enfermedad mucho mas grave que el Coronavirus, la del régimen neoliberal y su arma mas peligrosa… el capitalismo. La intervención directa del estado en la economía y las leyes (con la iglesia tras bambalinas), han dado a la gente una falsa sensación de seguridad durante décadas, vendiendo un modelo que prioriza el desarrollo comercial por sobre cualquier otra cosa.

 

El sistema ha permitido desarrollar la oferta y la demanda de manera compulsiva, por lo que se ha insertado en la mente del pueblo una falsa necesidad de acumular bienes y servicios que ni siquiera necesitan, y que en muchos casos no pueden pagar, lo que deriva en un endeudamiento progresivo para mantener ese falso estilo de vida impuesto por la sociedad.  

 

Un estilo de vida creado por gente blanca, perteneciente a la elite acomodada que perpetúa falsos estereotipos sociales, lo que genera más segregación racial y de clase. Estamos frente a un problema generacional, que continuará alimentándose a si mismo, hasta que podamos cambiar nuestra manera de pensar y cultivar la empatía como un valor fundamental, dejando a un lado las necesidades materiales para enfocarnos en lo importante que son las personas.

 

Si algo bueno hemos de rescatar de la cuarentena, es que estamos aprendiendo a valorar las cosas simples, un abrazo, estrechar una mano o un beso… Cosas que dábamos por sentadas y que la pandemia nos ha quitado. Pero también, los políticos se están dando cuenta de la fragilidad de su sistema económico, que se ha ido derrumbando por la imposibilidad de salir a trabajar. Es algo que Chile descubrió ese ya lejano 18 de Octubre y que los estadounidenses están descubriendo ahora, y es lamentable que para llegar a este punto haya tenido que morir tanta gente.

 

La trágica muerte de George Floyd se suma a la de muchas otras personas, victimas de la discriminación y la intolerancia de una sociedad que prioriza lo material y su falsa moralidad por sobre la vida y la libertad de las personas. El mundo cambió sin duda, la gente esta despertando poco a poco y ya sea por la pandemia o por las crisis sociales, cuando todo esto pase no volveremos a ser los mismos.

 

"Los que hacen imposible una revolución pacífica harán inevitable una revolución violenta..." (John F, Kennedy)

 

 

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.