La resistencia de las artes escénicas se vuelve premisa durante octubre