Top 10 de las Peores Películas de Cómics

Si bien hoy en día es difícil imaginar que pueda hacerse una mala película basada en personajes del cómic, cuando contamos con obras maestras de ésta temática, hubo un tiempo en que casi todo lo que se hacia era un desastre, pero nos conformábamos porque era lo único que había…

Los 80’ y los 90’ fueron una época terrible para el cine de superhéroes, donde una de cada 10 películas valía realmente la pena. Aunque para ser justos, en los últimos años también hemos tenido producciones decepcionantes, pero afortunadamente la proporción es mucho menor ya que los cineastas parecen haber aprendido de los errores del pasado, entregando grandes obras de la cinematografía mundial.


Sin embargo aquí estamos para revisar las peores películas jamás hechas que están basadas en estos personajes, un trabajo bastante difícil ya que hay una gran cantidad de cintas tan malas, que hasta el día de hoy incluso los actores y miembros de la producción, piden disculpas a los fans por el resultado. Para este ranking tomaremos en cuenta aquellas películas que son malas con ganas pero que pretendían ser buenas, es decir, no se incluyen aquellas películas de bajo presupuesto hechas para televisión por ejemplo, ya que nadie espera nada de ellas en primer lugar, pero si se consideran aquellas que prometían mucho pero que fueron una gran decepción debido a su guión, a una mala dirección, actuaciones o efectos especiales.


10. Escuadrón Suicida (2016)


Este es un caso clásico de “publicidad engañosa” en que los trailers resultan ser mejor que la película. En esta cinta dirigida por David Ayer, se intentó presentar a un grupo de villanos que intentan actuar como antihéroes, realizando misiones como un grupo de operaciones especiales para así reducir su condena. Si bien el director se excusó con que Warner lo obligó a hacer varios cortes al guión, la verdad es que la historia en sí no tiene ningún sentido y no funciona aunque le agreguen 30 minutos mas de metraje.


Los momentos de humor no resultan graciosos, los personajes están mal desarrollados, la trama es muy confusa, y la “villana” a derrotar carece de sustancia y una motivación creíble, pero lo peor de todo es la pobre interpretación de Jared Leto como un Joker que nada tiene que ver con el cómic o sus versiones anteriores… básicamente, parece una película hecha en los 90’ y esa es la peor crítica que se le puede hacer a una producción contemporánea. Con una calificación del 27%, ni siquiera la participación de Will Smith y Viola Davis la logran salvar.


Por desgracia el personaje de Harley Queen interpretado por Margot Robbie causó el suficiente interés para tener su película propia que resultó en una bazofia aun peor y si no está en este top es porque en realidad, ningún fan que se respete a si mismo, esperaba mucho de ella.


9. Elektra (2005)


A la cinta Daredevil del 2003 no le fue nada bien con la crítica ni en la taquilla, por lo que nadie entiende como a un productor con algo de sentido común se le ocurrió que era buena idea hacer un spin off de esa película, pero aún así Elektra se estrenó dos años después. Como era de esperarse, el resultado fue desastroso, Jennifer Garner quien interpretó al personaje en la película anterior parecía estar más por compromiso que por un interés real en el personaje, lo que es una lástima porque ella es una buena actriz, pero en este papel se desluce bastante.


Las escenas de acción y las coreografías dejan mucho que desear, con unos efectos ridículos aún para la época y el guión pretende ser un drama serio de acción, pero nunca lo consigue realmente, omitiendo muchos elementos del personaje que resultan interesantes en los cómics. Dirigida por Rob Bowman un realizador de televisión sobrevalorado, la cinta carece de originalidad en su narrativa y los planos son tan genéricos que bien podría haberla hecho un niño de 10 años. La crítica la calificó con un 11%.


8. Spawn (1997)


Dirigida por Mark A.Z. Dippé, un tipo sin experiencia que hizo un trabajo tan malo con esta película que fue su debut y despedida (por suerte!). Esta cinta fue muy esperada en su época porque Spawn creado por Todd McFarlane, era un personaje muy popular en los 90’ pero desafortunadamente la cinta fue un fiasco en todos los sentidos, con unos pésimos efectos especiales además de un guión sin sentido que le quitaba toda la sustancia y el peso dramático a los personajes.


Mientras el cómic era violento, oscuro, con todo un trasfondo filosófico y espiritual… la película parecía la versión Disney con bajo presupuesto y un villano de caricatura. Tampoco se puede justificar con que la tecnología no estaba a la altura porque cuatro años antes, Jurassic park había demostrado que sí se podían hacer buenos efectos especiales… protagonizada por Michael Jai White, John Leguizamo y Martin Sheen, el resultado fue tan malo que hundió la popularidad del personaje, obteniendo una calificación del 17% de la crítica.


7. Supergirl (1984)


Después del éxito de taquilla y de crítica de Superman de Richard Donner y su secuela, el estudio quiso aligerar el tono y abaratar costos por lo que Superman III (1984) sufrió las consecuencias de esa decisión, bajando notablemente la calidad en cuanto a sus predecesoras. Como la inteligencia promedio de los productores en los 80’ era inferior a un hamster, pensaron que para el siguiente proyecto la solución era cambiar al protagonista e invertir aun menos dinero. Así surgió Supergirl, dirigida por Jeannot Szwarc (Un tipo que nadie conoce), y con un presupuesto de 35 millones de dólares, la cinta recaudó apenas 14 millones (como referencia la película original del 79’, costó 55 Millones y recaudó 300)


Con un guión lleno de incongruencias y cosas sin sentido, la película no solo omite muchos elementos de los cómics sino también pasa por alto la propia narrativa que se había establecido en este “universo fílmico” de Superman. También sufre de un pésimo desarrollo de personajes, un montón de situaciones clichés y una villana absurda de caricatura, convirtiéndola en un fracaso y una gran decepción, obteniendo un 7% de aprobación de la crítica. Si bien con el tiempo la nostalgia le ha favorecido, pero es innegable que es una mala película lo que es una lástima, porque contaba con buenos actores secundarios que fueron bastante desaprovechados.


6. Superman 4 (1987)


Tras el fracaso de Supergirl, Warner no tenia el ánimo ni la energía para hacer otra película de Superman por lo que decidió vender los derechos a la productora Canon para recuperar parte de las pérdidas, una productora que tenía muy pocos recursos entonces, y se caracterizaba por hacer películas de clase B. En 1987 se estrenó “Superman IV: En Busca de la Paz”, bajo la dirección de Sidney J. Furie (otro tipo que nadie conoce), y protagonizada nuevamente por Christopher Reeve y Gene Hackman (que nadie sabe como lo convencieron de actuar en esto)

La premisa es que Superman recibe la carta de un niño y decide poner fin a la guerra, eliminando las armas nucleares del mundo, mientras Lex Luthor crea un ser artificial con energía nuclear para matar al héroe. Con un presupuesto de apenas 17 millones (18 millones menos que Supergirl), la película evidentemente fue un fracaso en parte a una mala campaña de promoción, pero en si el producto final fue lamentable, con unos efectos especiales francamente ridículos que se ven peores que los hechos en 1978, un guión desastroso y actuaciones mediocres. Esta cinta apenas obtuvo un 12% de aprobación.

5. Steel (1997)


El proyecto que pretendía ensalzar la vanidad de Shaquille O'Neal (por alguna razón se le ocurrió que hacer de actor era una buena idea), se estrelló en unos cuantos cines en el año 97’ con pésima crítica y taquilla. El ex deportista se humilla a si mismo en esta película, al pretender interpretar a John Henry Irons, personaje que debutó en los cómics tras la muerte de Superman en la saga conocida como “El Reinado de los Supermanes” y que se planteaba como una versión de superman en armadura bajo el nombre de “Acero” y que resultó bastante popular en su momento.


Por desgracia su versión live-action fue toda una decepción, logrando armar una especie de caricatura absurda para niños de 8 años con un guión ridículo, malas actuaciones y un diseño de producción que da vergüenza ajena. Dirigida por Kenneth Johnson quien solo había hecho programas mediocres de ficción para TV antes de dirigir este bodrio, cuenta con una calificación de apenas un 12% y aún así los críticos fueron bastante generosos.


4. Los 4 Fantásticos (2015)


Esta película basada en la popular familia de héroes de Marvel Comics y producida por Fox, se pensó como un reinicio de las dos películas previas del 2005 y 2007. Esta nueva versión estuvo dirigida por Josh Trank y contaba con un elenco joven y talentoso encabezado por Miles Teller, Kate Mara, Jamie Bell y Michael B. Jordan. Por desgracia, todo falló en esta producción ya que el guión confuso y mediocre, fue cercenado en la sala de edición (según el director por culpa del estudio) y las actuaciones no estuvieron a la altura de lo que se esperaba.


Esta cinta es tan mala, que deja a las dos anteriores como obras maestras que en su tiempo fueron muy criticadas, ya que esta nueva historia está llena de errores de continuidad, incongruencias y elementos sin sentido, como el villano Dr. Doom que aparece solo al comienzo y al final sin que nadie sepa por qué. Los efectos visuales parecen de bajo presupuesto y una trama tan aburrida que resulta interminable. Considerada como la peor película de Marvel (lo que es mucho decir), y una calificación del 9%, esta película fue destrozada por la crítica y el escaso público que tuvo la mala idea de ir a verla.


3. Linterna Verde (2011)


Quizás muchas producciones de esta lista tienen opiniones divididas, pero todos podemos reconocer que esta es una de las peores películas de superhéroes de todos los tiempos, al punto que incluso su protagonista Ryan Reynolds, consideró prudente “matarse a si mismo” a modo de broma, en las escenas post-créditos de su película Deadpool, mientras el actor leía el desastroso guión.


Warner quería replicar el éxito de Batman Inicia y El Caballero de la Noche de Nolan, pero en cambio lograron todo lo contrario. Quizá se podría pasar por alto el pésimo desarrollo de personajes, y su guión tan mal escrito que replica todos los absurdos clichés que no funcionaron en los 80’ y los 90’, sino fuera por sus horrendos efectos visuales considerados como los peores de la historia, que resultaban falsos entonces y ahora mucho peor… ¿mencionamos que el villano principal es una nube gigante espacial?... la crítica le dio un 26% de aprobación y francamente, nadie tiene idea por que tiene tanto.


2. Catwoman (2004)


Los 2000 nos regalaron muchas películas excelentes que pavimentaron el camino para lo que se venía como los X-Men de Bryan Singer o Spiderman de Sam Raimi, pero por desgracia también obtuvimos algunas de las peores películas de la historia y una de ellas es ésta. Tras el estreno de Batman Regresa en 1992, el personaje causó gran impacto en parte gracias a la inolvidable interpretación de Michelle Pfeiffer y durante un tiempo se habló de hacer un spin-off basado solo en ella, pero como era costumbre en aquellos tiempos, el proyecto se entrampó en la burocracia y se pospuso indefinidamente.


Diez años después, Warner le dio luz verde al proyecto pero el resultado final no podía haber estado mas alejado de la sensual e icónica caracterización de la versión de Tim Burton. Catwoman esta protagonizada por Halle Berry en uno de sus peores papeles, en una ridícula historia de origen que nos presenta a una diseñadora que obtiene “poderes de gato” gracias a una diosa egipcia o algo así. Catwoman convertida en anti-heroína, se enfrenta a la villana interpretada por Sharon Stone que tiene la piel invulnerable por el uso excesivo de una crema de belleza experimental, intentando evitar una conspiración para comercializar dicha crema… como si ese argumento no fuera lo bastante absurdo, la película cuenta con pésimas actuaciones y unos efectos visuales que dan risa y pena a la vez. Demás esta decir que fue un fracaso en taquilla recaudando menos de lo que costó hacerla, y nominada a los Razzie como peor película, con una calificación del 9%.


1. Batman & Robin (1997)


Batman, uno de los personajes con más adaptaciones a la pantalla grande, y desafortunadamente “Batman & Robin” es una de esas películas que muchos quisiéramos olvidar. La cinta es una caricaturización absurda de los personajes originales, con muchas luces y colores, un guión que parece lo escribió un mono con los pies y que ni siquiera se molesta en tomarse en serio a si mismo, plagado de momentos absurdos que dan vergüenza ajena (Los Batipezones, Bati Trasero y La “Bati Tarjeta de crédito”, solo por mencionar algunos)


Esta película es tan mala, que si te sientas en el patio a mirar fijamente un cerro de mierda de perro por dos horas, será un mejor uso de tu tiempo que dedicárselo a esto. Dirigida por Joel Schumacher (quien se disculpó por la película varias veces) y con las horrendas sobreactuaciones de Arnold Schwarzenegger, George Clooney, Chris O'Donnell, Alicia Silverstone y Uma Thurman, cuenta solo con un 11% de aprobación en Rotten, pero aun no sabemos por qué no tiene 0% ya que claramente es una de las mayores decepciones de todos los tiempos y estuvo cerca de sepultar al personaje en el cine para siempre (gracias a dios por Cristopher Nolan)





  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.