Angrógina y electrónica obra de Paulina García regresa a GAM