INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

Dan Enrique: diseño, arte y cuerpo

La efervescencia cultural de Santiago está dando a luz a un nuevo artista que con sus diseños y sentido estético personal, está realizando obras de arte llamativas valiéndose de recursos digitales y las redes sociales. Hoy deseamos presentarles a Dan Enrique. 

 

Este joven artista se siente un poco más seguro de la obra que ha venido desarrollando silenciosamente, no únicamente por las buenas opiniones que han recibido y el requerimiento para colaborar con otros artistas, sino porque siente que ha abandonado la idea que lo que hace debe gustarle a todos.

 

“El mundo del arte es amplio y hay espacio para cada uno”… “hay que hacer las cosas sabiendo que habrán críticas, pero también habrán personas que se sentirán identificadas con lo que hago”.

 

Daniel Enrique Soto o Dan Enrique, como prefiere ser llamado, nos cuenta que de niño le costaba mantenerse atento en el colegio. Sin embargo en los ramos relacionados con el arte, se sentía más conectado y disfrutaba realizando las asignaciones que le pedían. En poco tiempo sus compañeros y maestros le harían notar que tenía talento para estos menesteres.

 

Cuando salió del colegio, estaba convencido que quería convertirse en artista, pero la angustia de poder ganarse la vida no lo abandonaba y decide estudiar pedagogía con mención en arte. Aun así se sintió frustrado porque no se consideraba bueno para enseñar. No obstante, seguía sobresaliendo en los ramos relacionados directamente con el arte, como la pintura y las teorías sobre el color. Recuerda que lo felicitaban por sus trabajos por estar muy bien realizados técnicamente.

 

Terminaría por abandonar los estudios de pedagogía para dedicarse al dibujo arquitectónico, compartiendo su formación con la práctica en un estudio de arquitectos donde trabajaba en simultáneo. Es allí que le solicitan que haga un rediseño del logo de la empresa. Dan Enrique nos confiesa que semejante pedido lo puso muy nervioso, pero lejos de amilanarse, asumió el reto y desarrolló una ´propuesta ayudándose con dos programas muy básicos comparados con los de ahora: Paint y Movie Maker… El resultado lo que hizo, terminaría por sorprenderlo porque a todos en la empresa le gustó. Desde entonces comenzó a germinar en él la semilla de la curiosidad por aprender más acerca del diseño gráfico.

 

Una vez culminada la carrera de dibujo arquitectónico, resuelve embarcarse en la aventura de aprender diseño gráfico en la misma Universidad donde había hecho su carrera anterior. Lo cual fue ventajoso porque, podía revalidar algunos ramos que ya había cursado y se podía concentrar en los nuevos de la carrera elegida. Para Dan Enrique, esto fue casi una epifanía. Por fin estaba haciendo lo que había descubierto que verdaderamente le gustaba. Por un lado aplicando los conocimientos adquiridos acerca de arte y por el otro, aplicando también su bagaje con el diseño.

 

Se graduaría en el  año 2016, a la par seguía dibujando sin la pretensión de que sus creaciones fueran consideradas obras de arte. Igual compartiría la experiencia de realizar pequeños trabajos de diseño por encargo a partir de las recomendaciones que hacían algunos profesores a clientes que necesitaban los servicios de un diseñador para que le crearan un logotipo o una página web. Desde entonces se ha dedicado a desarrollarse profesionalmente en esta área profesional.

 

Un inesperado giro en su historia personal le cambia algunos planes y decide mudarse de casa de sus padres, a la casa de su hermano, lo que sin saber lo llevaría a comenzar a desarrollar los trabajos que han llamado más la atención de sus seguidores en instagram. Dan Enrique lo recuerda de esta manera: “Me mudé a casa de mi hermano y tomé una pieza que estaba un poco destruida pero tenía un tragaluz. Me hice un selfie allí para subirlo al instagram y cuando vi la foto me encantó la luz, pero no me gustaba el fondo para nada”. Decidió cortarla y plantear un diseño creando un fondo nuevo diseñado por el para la imagen. Cuando subió el trabajo a su cuenta, las reacciones fueron inmediatas… sus seguidores le hicieron saber que les gustaba. Entonces fue cuando pensó que podía seguir haciendo eso para ver que seguía pasando.

 

Dan Enrique es una de esas personas que está consciente del poder y la popularidad de la imagen y de la gran influencia que tiene ahora la exposición de la imagen propia en las redes sociales. Tiempo atrás, antes de realizar los trabajos que actualmente muestra en su cuenta de instagram, había utilizado el recurso de fotolog para mostrar fotos de él posando desnudo, ganando seguidores a los que le gustaba su trabajo. A partir de entonces comenzó a reflexionar sobre la razón por la cual le gustaba recurrir su imagen para hacer que otros reaccionaran ante la confrontación con el cuerpo. Tema que para muchas personas aún resulta incómodo y lo juzgan en cierta forma como una inmoralidad debido a  los prejuicios aprendidos culturalmente.

 

El selfie se convirtió en la herramienta que le permitiría seguir explorando yexperimentando , pero no se veía a si mismo repitiendo las poses convertidas en clichés por todos los que recurren a esta nueva forma de darse visibilidad en las redes sociales. Desde su inquietud artística, deseaba aparecer  de manera distinta y lo ha logrado. “Quería mostrarme de forma que entiendan lo que yo sé hacer”…

 

Desde el principio la mayoría de los comentarios fueron positivos, aunque algunas “críticas” provinieron de personas cercanas a las que el tema del desnudo les resultaba un poco chocante, pero eso no frenaría sus ganas de seguir trabajando. Un poco más adelante un fotógrafo chileno, se comunicó con Dan Enrique para pedirte que posara. Esta sería su primera experiencia modelando para alguien más. Las imágenes resultantes servirían para realizar otros trabajos apropiándose de esas fotografías donde el aparecía visto por otros ojos. Luego le recibiría una segunda propuesta de otro fotógrafo chileno para realizar una sesión de desnudos en un tono más erótico.

 

La mayor sorpresa recibida ocurrió cuando un fotógrafo de Canadá le escribiría para que interviniera una de sus imágenes con el trabajo de diseño artístico que Dan Enrique hace tan bien y de manera tan pulcra. Así surgió otro trabajo colaborativo que en su cuenta aparece con el título de Golden Boy. Entendiendo el potencial creativo de lo que significa trabajar en conjunto con otras personas, Dan Enrique le propone a un amigo fotógrafo comenzar un proyecto. En esta oportunidad se le ocurre tomar como tema los 12 signos zodiacales para dar rienda suelta a sus ideas de mezclar realidad y fantasía. El resultado de este trabajo podrá ser apreciado en su primera exposición que se inaugurará la primera semana del mes de septiembre.

 

Por suerte para los que disfrutamos de las nuevas propuestas artísticas, podremos apreciar sus trabajos de la forma en que mejor se puede hacer, asistiendo a una muestra. Para quienes quieran acercarse a la obra de esta nueva promesa del arte, acá les dejamos algunas coordenadas.

 

Instagram: @dan_enrique

www.danenrique.cl

Please reload

Please reload