INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

¿Es bueno tener sexo con tu ex?: 7 cosas que pasan

Dependiendo de hace cuánto terminaron, tener sexo con un ex puede parecerte una idea increíble. Ya existe una íntima confianza, conocen sus cuerpos de una forma que el sexo casual de una noche jamás igualará y tienen toda esa historia común. Mucha historia. Esto puede ser bueno y malo a la vez.

 

 

Según encuestas, se estima que el 50% de las parejas vuelve a tener sexo después de haber terminado la relación, es decir, es más común de lo que te imaginas. Se siente tan bien estar en buena compañía, ¿cierto?

 

El conocimiento popular nos dice que tener sexo con un ex es una mala idea pero, no todo el panorama es oscuro. Para algunos, al contrario, puede ser positivo y gratificante. Especialistas en conducta humana coinciden que tener sexo con un ex también nos puede traer beneficios.

 

Este es el impacto que tiene tener sexo con un ex y que nadie te comenta.

 

1. Positivo: Sobreidealización

 

Cuando una relación amorosa termina es fácil caer en la idealización de esta y de tu ex. Es como si la memoria selectiva entrara de golpe a prevenir que observemos objetivamente la verdad de las cosas. Por esto tener sexo con tu ex puede despejarte las dudas.

 

A veces dejamos que los romances del pasado nos impidan encontrar la felicidad en una relación futura. Si esto te pasa, retroceder puede revelarte cómo habías idealizado la relación y eso te permitirá avanzar. Revivir el aspecto sexual de una relación es una forma de enterrar el dolor del pasado.

 

2. Negativo: Negación

 

Si aún tienes sentimientos con tu ex o esperas volver a tener sexo con tu ex es una mala idea. Mala, mala, no buena, mala. Tan mala que mejor te vas preparando para un quiebre sin vuelta atrás.

 

Tener sexo con un ex con el fin de revivir una relación solo te dará falsas esperanzas. Lo más probable es que los problemas que llevaron a la conclusión de esta unión no sean de carácter sexual.

 

3. Positivo: Seguridad

 

Por más que quieras negarlo, tener sexo con tu ex es fantástico porque ofrece la seguridad que no se encuentra en los brazos de un desconocido.

 

Los términos llevan a sentimientos de duda, rabia, reflexión y una baja en la autoestima que te hace sentir menos deseable a los ojos de otros. Por este motivo la familiaridad de tener sexo con alguien, con quien creciste durante un tiempo de tu vida, te ayudará a reforzar la confianza personal. 

 

Suena como una locura, ya que es tu ex quien creó la inseguridad, pero este acto empodera a algunos. Y, mientras las heridas van cerrando y te vuelves más fuerte, irás viendo con claridad por qué la relación no era tan ideal como la recordabas y qué es lo que realmente quieres en un futuro compañero.

 

 

4. Negativo: Costumbre

 

Si una relación terminó es por algo. Así que no importa cuán difícil sea, se supone que debes avanzar en tu vida y no retroceder. Si te estancas y te permites caer de nuevo en los brazos de un ex, no evolucionarás.

 

Estás buscando la felicidad, pero no la encontrarás si te mantienes en tu zona de comfort. En el fondo sabes bien lo que estás haciendo. A veces te autoconvences que tener sexo con tu ex no tiene relevancia, pero otras veces terminas por caer en cuenta que quieres otra cosa, piensas que jamás lo encontrarás en una nueva relación y te quedas con lo que tienes a mano.

 

 

 

5. Positivo: Placer

 

La práctica hace al maestro, por eso cuando conoces a alguien tan bien física e íntimamente tienes mayor probabilidad de tener sexo de buena calidad.

 

Si no tienes en mente regresar con tu ex y tienes la capacidad de verlo como algo práctico, tener sexo  puede ser grandioso. Recuerda, siempre y cuando tengas la actitud de verlo como un "acto satisfactorio con recompensa segura".

6. Negativo: Autoestima

 

Tener sexo con tu ex puede sonar inofensivo en un principio, pero con el paso del tiempo tu ex podría encontrar a otra persona y el quiebre se repetirá tarde o temprano.

 

Si te cuesta resistirte a tener sexo con tu ex, prepárate para desapegarte emocionalmente y ten una conversación para aclarar que ambos están en la misma parada sobre estos encuentros “prohibidos”. Mejor dicho, asume que tu ex podría desaparecer en cualquier momento de tu radar y no tienes derecho a reclamos. Si no puedes lidiar con la idea mantente lejos de tu ex.

 

7. Positivo: Cierre

 

Similar al término de la idealización, tener sexo con tu ex, sea una o varias veces, puede darte esa conclusión emocional que estabas buscando. Solemos idealizar al ex porque no hemos encontrado un reemplazo o resistimos volver al mundo de las citas. Te resulta más fácil romantizar a tu ex y la extinta relación en estos momentos, pero tener sexo con tu ex también te puede ayudar a descubrir el verdadero motivo de la muerte de la relación.


Si te aventuras a tener sexo con tu ex es importante que camines con precaución. Puede ser un arma de doble filo, por lo que es vital saber qué sientes realmente por tu ex, cuáles son tus expectativas en este escenario e, idealmente, tener claro que la situación tendrá un punto final.

 

No debes tener sexo con tu ex para siempre o te estancarás en una rutina que te impedirá encontrar una relación que incluya tu paquete completo de necesidades, no solo el aspecto sexual. A menos que en este punto de tu vida solo busques sexo sin compromiso, que es muy válido. Todo depende de ti, no de los intereses de tu ex.

 

Please reload

Please reload