Postres vs alcohol: ¿Cuál es peor?


Digamos la verdad: nos encanta tomar una copa de vino o comer una buena porción de nuestro postre favorito. Sin embargo, y al mismo tiempo, somos completamente conscientes que ninguna de estas alternativas representa el mayor bien para nuestro organismo. Cualquiera de ellas suele ser muy calórica y poco saludable, pero hay días en que no podemos evitar caer en la tentación.

Entonces, si ambos son poco saludables, pero de tener que elegir alguno de ellos: ¿cuál es el mal menor?


Alimentos y bebidas poco saludables

El alcohol puede provocar muchísimos efectos negativos en nuestro cuerpo, además de generar adicciones, pero según expertos, el exceso de azúcar en nuestro cuerpo puede ser incluso peor que el alcohol. Además, los postres pueden llegar a ser mucho más adictivos que las bebidas alcohólicas, ¿lo sabías?


Si bien las bebidas alcohólicas pueden tener muchas más calorías que los postres, este tipo de bebidas tienen menos cantidad de grasa que la mayoría de nuestros antojos dulces.

¿Cómo procesa tu cuerpo el azúcar y alcohol?

Nuestro hígado tiene un orden para procesar lo que consumimos, primero se preocupa de los químicos y toxinas que andan rondando por ahí que provienen de los ingredientes artificiales. Luego de esto se encarga de el alcohol y por ultimo de la grasa. Entonces para que entiendan mejor, si tenemos toxinas y alcohol en nuestro cuerpo el hígado se encargará de ellos y dejará la grasa para el final, esto se traduciría en que si consumimos mucho alcohol nuestro hígado estará demasiado ocupado para procesar la grasa, lo que llevaría a aumentar nuestra masa.


¿Entonces?

Según los expertos, para determinar cuál es la peor alternativa alimenticia de estas dos, es necesario considerar varios factores: si el postre es casero, si el alcohol tiene grandes cantidades de azúcar, etc.


En este sentido, “un postre casero en una porción razonable es mejor que el alcohol. Pero una copa de vino es mucho más beneficiosa que un postre ultraprocesado”, explicó Lisa Eberly, experta en nutrición.


Entonces, ¿qué hacemos? Es aconsejable moderar el consumo tanto del alcohol como de los postres. Sin embargo, no es bueno desterrarlos por completo, ya que esto solo hará que tengamos más ganas de ingerirlos. Lo mejor es recurrir a los postres más naturales y a las bebidas con menos cantidad de azúcar.


La moderación es la clave, pero también lo es conocer qué tienen estos alimentos para saber cuál elegir y respaldar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo con elecciones saludables.


  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.