© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

CRÍTICA - Yo Soy Simón (Love, Simon)

Basada en la novela Simon vs. the Homo Sapiens Agenda, de la escritora Becky Albertalli, la cinta cuenta la historia de Simón, un adolescente como cualquier otro pero que esconde su homosexualidad a todo el mundo.

 

 

Simón se entera que en su escuela existe otro chico en su misma situación y ambos comienzan a intercambiar correos electrónicos, hasta que un compañero de clase se topa con esos mensajes por accidente y Simón corre el riesgo de ser expuesto a menos que lo ayude a conquistar a la chica que le gusta y que resulta ser una de sus mejores amigas.

 

Planteada como una comedia semidramática juvenil, la cinta cuenta con las actuaciones de Nick Robinson (Jurassic World), Katherine Langford (La reconocida Hannah Baker de 13 Reasons Why), además de Jennifer Garner y Josh Duhamel como los padres de Simón.

 

La historia aborda la problemática de salir del clóset en la escuela y con la familia de una manera bastante light, pero no por ello deja de tener un gran impacto, ya que esta apuesta constituye la primera “historia de amor gay” producida por un gran estudio. Por otro lado, la historia también plantea el impacto de las redes sociales en el mundo moderno, especialmente en la juventud y como eso afecta las relaciones humanas en general.

 

Esta producción dirigida por el debutante Grez Berlanti, presenta una aproximación más políticamente correcta de un tema complejo pero que se hace cada vez más presente en nuestra sociedad.

 

 

El desenlace quizás sea demasiado simplista, ya que las consecuencias que muchos adolescentes sufren al salir del clóset son mucho peores que lo que se ve en pantalla, pero por otro lado, hay un mensaje más positivo en ese aspecto, ya que los jóvenes que atraviesen una situación similar encontrarán reconfortante esta historia que no pretende reinventar el género, sino intercambiar los roles habituales para dar más cabida a la diversidad.

 

A pesar de sus puntos débiles (que los tiene), la cinta constituye un relato interesante y divertido, lleno de situaciones y personajes con los que más de uno se sentirá identificado. La banda sonora es excepcional y mezcla temas clásicos con otros más contemporáneos, lo que la hace recomendable para pasar un buen, rato en el menor de los casos, o en una visión más amplia, sienta las bases para tratar temas que muchas familias no siempre saben cómo abordar correctamente.

 

 

 

Please reload

Please reload