"Smartfoods", un desarrollo de chilenos para comer sano y disfrutar en grande

Hace un año debutaron con un producto que causó sensación. Este año ampliaron las alternativas para seguir sorprendiendo y cautivando paladares.



En abril de 2017 se lanzó en el mercado chileno la primera hamburguesa realizada principalmente con algas. Esta se transformó en una alternativa real a las necesidades de vegetarianos y para personas que buscaban encontrar un alimento saludable, con pocas calorías, pero altamente nutritiva como una opción a los productos de carne roja. Casi un año después, sus creadores presentaron la nueva fórmula de esta receta de la mano de nuevas preparaciones, siempre basadas en productos del mar de la costa nacional.



Quelp, el primer laboratorio de smartfood a base a algas chilenas, presentó una actualización a su primer producto: la hamburguesa de cochayuyo, con el fin de poder ofrecer una opción válida para personas intolerantes al gluten (al reemplazar la harina de trigo de la hamburguesa por otra de garbanzos), mejorando la homogeneidad de la mezcla, y con eso la textura y facilidad de preparación en la cocina.


Esta versión 2.0 de la hamburguesa fue la punta de lanza de los nuevos productos que integrarán la línea de congelados: Nuggets y albóndigas -también elaborados con algas (cochayuyo y huiro, principalmente) provenientes de la localidad de Navidad en la Región de O’Higgins- los que fueron desarrollados tras meses de análisis y diferentes pruebas.


Alejandra Allendes, fundadora de Quelp, explicó que este paso “es una evolución natural en lo que comenzamos a hacer. Primero probamos desarrollando una hamburguesa con algas, que fuera rica al paladar y fácil de cocinar. Tras eso, ahora hemos dado un paso hacia otras comidas, también elaboradas con algas chilenas, las que queremos posicionar en el mercado local y latinoamericano”.



DESARROLLO COLABORATIVO


La investigación del laboratorio Quelp va de la mano de la alianza con la asociación de Algueros de la localidad de Navidad, quienes son los encargados de recoger el cochayuyo, huiro y otras algas que se emplean en la elaboración de las mezclas. ¿Por qué desde ahí? Porque son uno de los polos más desarrollados y organizados en esta materia en el país, y además cuentan con una planta procesadora. Por otra parte, gracias a la geografía de la zona, este perímetro del mar se encuentra limpio y sin elementos tóxicos que podrían traspasarse a las algas.


Tenemos una muy buena relación con ellos, de apoyo y compañerismo. Respetamos su trabajo, pagamos un precio justo y a la vez ellos nos van dando feedback respecto a qué otras algas se pueden utilizar o sobre las distintas formas de prepararlas”, agregó el cofundador de Quelp, Alonso Díaz.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.