Fuckboys: el espécimen masculino que reemplazó el amor por sexo

Las tendencias y comportamientos masculinos han marcado las diferentes generaciones, y en este universo de cambios, el individualismo se corona hoy como el rey indiscutido de una generación desechable, en que el amor se ha cambiado por el placer y el sexo es su mayor tesoro.


Es así como surge un nuevo espécimen de hombre, uno que solo se preocupa de sí mismo y ve en la sexualidad su mayor galardón: Fuckboy es el término para referirse a este tipo de hombre joven que se relaciona íntimamente con muchas personas a la vez, sin ninguna intención de mantener vínculo alguno más allá del sexo.


Este tipo de tendencia masculina está directamente relacionada con todo lo que rodea a los hombres, como por ejemplo los fenómenos musicales, las marcas deportivas, el gimnasio, instagram, los homosexuales, el exceso de masculinidad, la cobardía y el narcisismo. ¿Por qué se preguntarán? Porque aún nadie conoce exactamente cuál es el origen de este prototipo masculino; lo que si se sabe es que si te topas con uno de ellos este podría consumirte hasta vaciarte por completo.


Según lo expuesto en la revista Vanity Fair los fuckboys son jóvenes egocéntricos incapaces de adquirir un compromiso con alguien. Este hombre solo piensa en sexo y únicamente le importa cómo y cuándo podrá tener su próximo encuentro íntimo.


Por lo regular, este estereotipo solo encuentra a una persona en su vida que por primera vez lo pone en su lugar y es capaz de enamorarlo. Pero debido a su obsesión sexual, arruinan fácilmente su relación.


Esa es la definición que el "Diccionario Urbano" –uno de los mejores sitios web según "Time"– redactó sobre el concepto fuckboy. La realidad es que nadie ha podido responder ante la siguiente interrogante: ¿por qué abundan los hombres que solo quieren sexo?. Entre las múltiples respuestas se encuentra la teoría que le adjudica toda la responsabilidad a la tecnología y la inmediatez que esta propicia, donde las apps de encuentros casuales (Tinder, Grindr e Instagram) son las herramientas más usadas por estos hombres para obtener sexo.


Y en este escenario resaltan dos características propias de este espécimen, que al unirlas crean una insoportable fusión de poder y estupidez: Por un lado está el hedonista, ese que no piensa ni actúa más que para disfrutar y alcanzar su máximo placer (sin importarle a quién afecte con sus decisiones y acciones). Y por otro lado está el narcisista, ese que se cree merecedor de absolutamente todo lo que recibe, por lo tanto, nunca dará las gracias. Ambos perfiles son los que definen a los millennials, pero también los que motivan a miles de hombres a dejar de amar para sólo ser amados o deseados.



Inicios de este “fenómeno” masculino


La "apocalipsis del romance", así es como varios medios estadounidenses llaman al fenómeno que convirtió a miles de hombres en máquinas sexuales incapaces de crear vínculos más allá de lo carnal.


Según los expertos, un fuckboys es aquel que quiere tener una pareja, pero sin las responsabilidades que esto implica; es decir, solo la desea porque así conseguirá sexo, atención o favores.


Su pensamiento no es capaz de comprender y mucho menos aceptar que debe existir reciprocidad; por esa razón un chico con estas características siempre será una especie de vampiro emocional para quienes se involucran con él.


Asimismo, se puede decir que el concepto fuckboys no se podría denominar como una moda, sino como el reflejo de un desgaste social y una problemática generacional inspirada en la necesidad de ser "alguien", una especie de líder sexual que desea tener a todo el mundo a sus pies.


Algunas de las características de esta clase de hombres, según Vanity Fair, son:


1. Su frase favorita es: "no estoy listo para una relación". En algunos casos pueden tener cincuenta años, pero siempre la afirmación es la misma, aún falta algo para que ellos estén realmente maduros y capacitados para comprometerse.


2. Dicen odiar las etiquetas. Con esa excusa evitan comprometerse o darle nombre a una posible relación, diciendo; "si estamos bien así, ¿para que ponerle nombre a algo?".


3. Te pide fotos sin ropa constantemente. No es raro que tras preguntarte "¿cómo estás?" su conversación continúe con insinuaciones sexuales o directamente te pida nudes. Según Vanity Fair eso es señal que solo desea una aventura contigo, nada más.


4. Siempre vuelve. No importa si la última vez fuiste tú quien le dijo adiós o él se alejó por cuenta propia, lo cierto es que cada cierto tiempo reaparece en tu vida, prometiendo que esta vez cambió, que es otro, que te extraña, etc.


5- Un fuckboys nunca coquetea solo con una persona. Seguramente mientras estás leyendo esta noticia él ya está programando su próxima cita con otra persona.





  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.