INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

El Renacimiento actualizado según Max Bustamante

En la esfera artística santiagina emerge un nuevo nombre que está despertando interés por quienes gustan de la pintura clásica y los temas romántico. Se trata de Max Bustamante, un joven pintor que en poco tiempo ha logrado un estilo que lo distingue, apropiándose de los códigos universales del arte.

 

La personalidad de Max Bustamante se siente de la misma manera que se perciben sus cuadros. Es un personaje sereno, plácido, algo reservado al principio, aunque de verbo preciso y elocuente.

 

Cuenta que comenzó su carrera artística de la forma típica en que muchos niños se acercan al arte; dibujando en el colegio. Lo distinto en su caso es que no le gustaba dibujar únicamente en la escuela, sino que lo hacía de igual manera en casa porque no tenía televisor. Recuerda que desde siempre le había llamado la atención lo antiguo, así que se distraía viendo revistas con ilustraciones de época y enciclopedias de arte. Lo romántico y lo barroco acaparaban toda su atención. De forma tal que aun siendo un niño y hasta la mitad de la adolescencia, empezó a formarse de manera autodidacta en el arte, tratando de comprender las estéticas de los siglos pasados y, de acuerdo con sus propias palabras, se lo tomaría más en serio cuando llegó a la adolescencia, investigando mucho más a fondo acerca de los materiales y técnicas pictóricas clásicas.

 

Para entonces decide utilizar las referencias fotográficas con la idea de reproducir lo más fiel posible esas imágenes de temas clásicos. En esta iniciación al dominio de la técnica, Max estaría acompañado por su tía, quien dictaba clases de pintura a señoras y solía asistir a esas sesiones con la idea de cultivarse. En ese contexto aprendería sobre el dibujo y la anatomía de la figura humana. Desde entonces, se agudizaría su pasión por lograr mostrar expresión por medio de la representación de seres humanos. Se pasearía por distintas técnicas pictóricas, hasta llegar a lo que se considera la técnica máxima de la pintura: el dominio del óleo, porque mediante él podía lograr más realismo en sus obras.

 

De este periodo de formación recuerda que dibujaba mucho la figura femenina desnuda y vestida porque sentía fascinación por el tema de la moda. También porque dibujar a la mujer nunca ha sido un tema mal visto en la historia del arte, en contraposición a lo que hoy se piensa sobre el abordaje del desnudo masculino. Todo este proceso lo asumiría como un hobby al cumplir la mayoría de edad, sin llegar a plantearse la posibilidad de dedicarse exclusivamente a la pintura. En ese entonces el artista, sintiéndose en edad universitaria, decide probar una carrera “formal” e inicia sus estudios de historia a pasar que su familia siempre lo incentivaba a dedicarse al arte. Durante dos años pintaría muy poco “casi dos cuadros al año”, según me comenta. Pensaba que alguien no podía vivir exclusivamente de hacer arte.

 

 

Paradójicamente, en el contexto estudiantil universitario, sería donde su vocación artística se vería ratificada. Bustamante recuerda que en clases mientras sus compañeros discutían sobre las ideas políticas de un período, él se entretenía disertando sobre algún cuadro importante de esa época. Sus mismos compañeros terminarían por convencerlo de retomar la pintura porque era más que evidente que para él ese era un gran interés.

 

Corría el año 2013 para entonces cuando Max decidió dedicarse de lleno a la pintura, retomando con más ganas los pinceles y los lienzos. De igual forma se preocupó por continuar con su formación académica y se inscribe en el Instituto AIEP para cursar estudios de Arte y Gestión Cultural, porque vio que en la maya curricular estaban las materias de 'Pintura' e 'Historia del Arte'. Recuerda de esta corta etapa que el mayor aprendizaje fue la importancia de compartir con otras personas a quienes también les interesaba el arte, involucrarse con el circuito artístico, entender la importancia de la museografía, entre otras cosas que no se relacionaban directamente con solo pintar.

 

Uno de sus profesores de pintura le propuso al grupo de estudiantes desarrollar una serie, y fue en ese punto cuando Bustamante resuelve abordar el desnudo masculino como tema central de su obrar. Se plantea tomar asuntos de carácter mitológicos en los que se representaba la figura masculina como protagonista. Explora la temática de Zeus y Ganimedes como motivo central para uno de sus cuadros. De modo que es en este momento cuando se aproxima al abordaje del tema homoerótico en su obra con mayor confianza. La pintura se transformaría desde entonces en su actividad principal y se ganaría la vida como pintor. Entra en contacto con personas que le solicitan reproducciones de cuadros clásicos como "La Mona Lisa" u obras de los pintores impresionistas. Transcurrirían así dos años en los cuales su técnica se enriquecería a la par de seguir nutriendo su obra personal. De esta etapa recuerda haberse dedicado al estudio del arte italiano de los siglos XVI y XVII, y en particular los cuadros venecianos en cuerpo, alma, lienzo, pincel y oleo, al dibujo minucioso y la pintura realista desarrollando una obra personal que en principio se inspira en los Ignudi de Miguel Ángel, pero que luego se alimenta de otros ejemplos de desnudos artísticos clásicos realizados por artistas del renacimiento y el barroco.

 

 

Este joven y prometedor pintor, viene desarrollando una serie muy personal con la que quiere mostrar su dominio técnico y estilístico con una pintura que retoma el desnudo masculino desde la visión clásica, pero con un lenguaje contemporáneo. Para este artista es importante que sus cuadros estén cargados de una sensación de intemporalidad valiéndose de los códigos estéticos del estilo neoclásico. El trabajo de Max Bustamante celebra la desnudez y la gloria del cuerpo masculino per se. Lo despoja de los prejuicios con que suele ser visto por la sociedad y presenta sus figuras llenas de orgullo y seguridad provocando admiración en los espectadores.

 

En sus lienzos cobran vida hombres jóvenes que no se miran entre sí. Max ubica a estos personajes dentro de paisajes bucólicos cargados de melancolía. Haciéndolos lucir un tanto románticos y ensimismados. Decide presentarlos de esta manera porque considera que en la actualidad vivimos en forma muy solitaria: “No nos dedicamos tiempo y nuestra comunicación se ha vuelto cada vez más dependiente de los recursos que nos ofrece la tecnología”.  

 

En la obra de Bustamante también destacan sus dibujos. Por medio de ellos da rienda suelta a su universo erótico caricaturizando, como el mismo afirma, las actitudes de los modelos que dibuja. Prefiere, sin duda reservar el óleo para los temas clásicos y regodearse en la libertad del dibujo para abordar lo erótico. Su intención es enaltecer por medio de los dibujos lo que la gente puede asumir como vulgar u ofensivo, desmitificando lo que se considera pornográfico y dotándolo de un lenguaje artístico. El trabajo de Max ha recibido mucho apoyo y aceptación de las personas que lo han podido apreciar en sus redes sociales. Lo alientan a continuar desarrollando su obra e incluso se ofrecen a posar porque aprecian la calidad y seriedad. De forma que creemos que vale la pena observar su trabajo, eliminando la venda de los prejuicios que pudiera haber sobre nuestros ojos.

 

 

 

Resumen Bio-Artístico:

  • Estudios autodidactas de dibujo, pintura al óleo e historia del arte.

  • Técnico en Arte y Gestión Cultural, AIEP, egresado 2015.

  • Curso: “Caravaggio, luz del barroco”  Instituto de estudios avanzados Universidad de Santiago de Chile e Instituto Italiano de Cultura, 2016.

 

Exposiciones y Premios

  • Feria de Arte AIEP, 2015

  • Salón Juvenil, Sociedad Nacional de Bellas Artes (Mención honrosa)  2016.

  • Salón de Primavera, Sociedad Nacional de Bellas Artes (Mención honrosa)  2016.

  • Salón Nacional, Sociedad Nacional de Bellas Artes, 2016.

  • Concurso Pintura In Situ, Pinta Providencia (Mención honrosa) 2016.

  • Concurso Pintura In Situ, Patio Bellavista, 2016.

     

Para quienes deseen aproximarse a su obra, pueden hacerlo en la cuenta de instagram del artista: @maxbustamarte

 

Please reload

Please reload