CRÍTICA GMZ; 'Maze Runner: La Cura Mortal'

El capítulo final de la trilogía basada en la saga literaria de James Dashner está cargado de acción y espectaculares efectos especiales, que nos llevan al emotivo clímax de esta fantasía juvenil postapocalíptica.


Thomas (Dylan O’Brien), lidera el asalto final a la fortaleza de C.R.U.E.L. para rescatar a su amigo Minho (Ki Hong Lee), capturado al final del capítulo anterior por la traición de Teresa (Kaya Scodelario). Junto a Newt, Brenda y Jorge, intentarán infiltrarse en la última ciudad humana que queda en pie tras la devastación del virus, lo que no resultará nada fácil, pero contarán con la ayuda inesperada de un antiguo aliado. Con el destino del mundo literalmente en sus manos, Thomas deberá tomar una difícil decisión que afectará sus destinos para siempre.


Esta cinta supera ampliamente a la decepcionante segunda parte, ya que a pesar de su extensa duración, el ritmo de la acción no para casi en ningún momento, lo que la hace bastante dinámica y entretenida. No hay mucho tiempo para cuestionamientos morales, simplemente toda la historia conduce a un mismo punto y el director no permite que nada nos distraiga hasta el explosivo final.


Si bien hay varias diferencias entre las novelas y su versión fílmica, los cambios no alteran radicalmente la esencia de la historia que se perfila como una crítica a los excesos de la ciencia, representada por la siniestra organización conocida como C.R.U.E.L., que cree a ciegas aquello de “el fin justificando los medios”, en su empeño de curar el virus que convirtió a casi toda la raza humana en zombies.


Esta saga tiene muchas referencias a otras películas del género como Los Juegos del Hambre, Divergente, Resident Evil o Mad Max, pero hace uso de esos elementos de manera inteligente y atractiva, de tal forma que se deja disfrutar si no se analiza demasiado. El director Wes Ball toma nota de las críticas que acompañaron la segunda entrega (Prueba de Fuego, 2015) y construye un relato mucho más enérgico e intenso, donde se aprecia la evolución de los personajes.


Ante la visión de este futuro distópico y depresivo, emerge nuevamente la figura del elegido, personificada en Thomas, que al igual que otros personajes similares como Neo, Luke Skywalker o Harry Potter, nace con un talento especial que lo hace único y especial. Empujado a realizar el “viaje del héroe”, Thomas deberá atravesar diferentes pruebas para encontrase a sí mismo y aprender las habilidades necesarias para enfrentar a su enemigo, representado por Janson (Aidan Guillen) y la Dra. Page (Patricia Clarkson).


Maze Runner: La Cura Mortal, otorga un cierre adecuado para una saga irregular que tuvo una buena partida y un débil segundo acto. Lo principal es que cierra adecuadamente todas las historias individuales pero dejando la trama principal lo bastante abierta, ya que al igual que el libro, el rumbo de la humanidad resulta incierto, lo que deja un sabor agridulce pero interesante.


Revisa el trailer acá



  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.