Ítalo Robles, nueva realeza chilena

Fueron meses de trabajo y varias pruebas, pero todo esfuerzo era poco para llevarse la corona del certamen de belleza masculina más importante de Chile, y poder así representar al país en Tailandia en mayo de 2018 en la competencia mundial “Míster Global”. Certamen producida por la más seria y destacada organización de certámenes de belleza masculina en Chile.

 

La historia de la corona.

 

Fue una noche en Casino Monticello a inicios de septiembre de 2017 en que todo cambio para Ítalo Robles, siempre inmerso exclusivamente en el mundo del modelaje. Con mucho éxito esa noche se convirtió en el hombre más bello de nuestro país, nuestro actual Míster Chile.

 

Ítalo, dueño de un carisma y sencillez que no dejan de cautivar, con 1.84 de estatura, un hermoso cabello crespo, 22 años y amante del deporte, no deja a nadie indiferente.

 

Y es que Ítalo ha sido imparable en el mundo del modelaje desde los 18 años cuando se independizó y comenzó a vivir solo. Ya trabaja como modelo, lo que le daba un sustento económico. Pero cuando entró a estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Andrés Bello, tuvo que disminuir las horas de modelaje para que fuera compatible con los estudios, consecuencia de esto el sueldo también disminuyó, “fue por todo esto que decidí volver a la casa de mis papás, además que la universidad también me quedaba más cerca de la casa de ellos”, comenta.

 

Reconoce que la decisión de estudiar ingeniería fue un tanto por seguir la tradición familiar. Siempre me ha gustado todo lo relacionado con el arte. Mi sueño era estudiar teatro, pero siempre tuve el estigma familiar que me moriría de hambre, que esa carrera no era para vivir”. Sus dos hermanos mayores son ingenieros en prevención de riesgos, una de sus hermanas es nutricionista y la otra estudia ingeniería comercial, así que no veían con buen ojo que tomara en serio la carrera de teatro, convenciéndolo de estudiar algo más 'tradicional', para más adelante hacer teatro como hobby si es que quería.

 

 

 

Los primero pasos 

El modelaje fue algo que jamás había pensado realizar, sino que se fue dando poco a poco. Mientras aún estaba en la enseñanza media se integró como rostro de una productora juvenil (Next Producciones), la cual realizaba diferente tipo de eventos y fiestas para adolescentes. Junto a un grupo más de jóvenes, eran los 'embajadores'. En la productora realizó algunas sesiones para promocionar los eventos en sus redes sociales y fue así como tuvo su primer acercamiento al trabajo con fotógrafos. Fue tanto el éxito de este grupo de jóvenes, que llegaron a tener cada uno un importante grupo de fans; en este caso, el fans club de Robles eran las #ItaLovers, quienes lo seguían en cada evento que realizaba por Santiago.

 

Ya con las redes sociales a sus pies llega a Chile la agencia argentina Men Managment, la que pide a reconocidos fotógrafos nacionales la recomendación de jóvenes para que se integraran a su staff. Fue René de La Cruz quien contacta a Ítalo, el que acude a uno de los casting y queda seleccionado de inmediato para trabajar con ellos. Trabajé con la agencia más de dos años. Me pulieron bastante como modelo con clases de pasarela, de teatro y fotografía. Durante ese tiempo pude crecer mucho profesionalmente”.

 

 

El modelaje nunca lo busqué, nunca pensé en ser modelo, no estaba en mis planes. Cuando chico tenía los rulos más largos y era más rubio. Mi mamá siempre me llevaba a casting para comerciales y me movía en agencias, incluso hice algunos comerciales. Creo que toda esa formación que entregan los papás repercute más grande, si bien nunca hice modelaje, tiene coincidencia con lo que hice de pequeño, en lo que mi mamá me inculcó, y quizás de ahí me quedó el gusto”.

 

La oportunidad

 

Luego continuó trabajando de forma particular y comenzó a realizar distintas actividades; promotor, anfitrión, etc. Con trabajo se fue haciendo más conocido en el medio, al mismo tiempo aparecieron en su camino más opciones y puertas que se abrían, y así llego la que todo modelo espera: integrarse a New Models y participar en Míster Chile, pero para Ítalo en el año 2016 eso no era un prioridad.

 

No acepté en ese momento ya que estaba muy concentrado en los estudios. Además consideraba que no eran lo mío los certámenes de belleza. En realidad el año 2016 estaba en una ‘parada’ muy diferente”. El año 2017 el escenario se le presentaba de otra forma; su carrera estaba congelada, se encontraba trabajando en una agencia distinta, varios de sus proyectos ya estaban bien encaminados. “Sentí que esta vez era distinto, todo se estaba dando para que si participara, mi energía era diferente y tenía el tiempo para poder dedicarme al certamen”, recuerda.

 

La carrera final

 

Para Ítalo todo es aprendizaje, son experiencias que le ayudarán, y fue así como tomó el certamen. Nunca había participado en un certamen de belleza, ni tampoco se me había pasado por la cabeza hacerlo, así que algo bueno tendré que sacar de todo esto es lo que siempre pensé”. Agrega además que, a pesar de lo que generalmente se piensa, es un proceso bastante difícil, tiene mucho sacrificio; hay que ser constante, aplicado y dedicado con el tema del ejercicio y la dieta. Si bien no solamente se fijan es la apariencia y el físico, es un factor importante. Pero también buscan una persona que esté centrada, de buen corazón, con una buena forma de hablar, y varios factores más son los que influyen al momento de participar y ser evaluado”. La competencia dura un par de meses, donde comienzan 20 chicos con los mismos propósitos y anhelos.

 

 

"Piensa que cuando vas al certamen internacional nadie te conocerá por tu nombre, sino que todos se referirán a ti como 'Chile'. Se está representando al hombre chileno, y en todas partes se sabe que los chilenos somos muy cordiales, sociables, cariñosos”. Son estos pequeños pero importantes detalles que marcan la diferencia en las evaluaciones, puntos que también favorecieran a que Ítalo, con su gran carisma, ganara el certamen.

 

 

Todo un Míster

 

Su preparación para el certamen en primera instancia fue sólo; confiaba en sus conocimientos y los fue aplicando, pero a medida que el certamen avanza y va pasando etapas supo que debía buscar ayuda. Por su parte se informó respecto a certámenes en otros países, averiguar cuáles son más o menos las preguntas, y estar más actualizado con el acontecer. “Mis compañeros comenzaron a mejorar físicamente también, se fueron puliendo, la experiencia les fue enseñando, por tanto yo también debía mejorar”. Así fue que con su hermana nutricionista idearon el plan de alimentación acorde a su requerimiento. Acudió con amigos personal trainer para que lo orientaran con el entrenamiento. “El ex Míster Chile, Cristóbal Álvarez, también me ofreció ayuda y la acepté encantado. Mientras más ayuda posible, es mejor (…) No me niego a las críticas ni a las observaciones de alguien que me quiera ayudar, es parte del crecimiento”, apunta.

 

Pero las acciones muchas veces dicen mucho de la persona, así es como poco antes de la semifinal viaja a Italia en un viaje que tenía programado con anticipación. En 20 días que estuvo en ese país aprovechó de visitar agencias y realizar varios casting. “El mercado es muy amplio en Italia, hay muchas agencias y hay muchas oportunidades de trabajo”. Luego de sus audiciones las agencias lo contactaron, pero aún estando allá, con ofrecimiento de estadía y trabajo, decidió hacer lo correcto.

 

Tenía la oportunidad de quedarme por más tiempo, pero soy una persona de compromisos, me es muy importante terminar lo que comienzo, así que debía volver por el certamen”, aunque siempre tiene en mente el sueño de volver una vez finalizado el certamen.

 

La coronación

 

La noche final del certamen ya solo eran nueve los candidatos a llevarse el título, estos fueron evaluados por un jurado integrado por destacadas personalidades del mundo de la moda, estética, y espectáculo, los que observaron cada una de sus apariciones tanto en baile, desfile de ropa interior y traje de noche.

 

El grupo con el que me tocó competir lo sentí muy sano, muy buena onda. Se ha comentado que otros años se forman rivalidades o sub equipos entre todos los concursantes, muchos porque ya se conocían de antes y tenías sus riñas desde afuera. Pero esta vez no, siempre hubo muy buena onda entre todos”, un factor muy importante ya que existen varias evaluaciones grupales con diferentes actividades, donde prima el compañerismo.

 

Este certamen de belleza masculino lleva más de nueve años de trayectoria y ha logrado posesionarse entre sus pares como uno de los mejor evaluados en cuanto a producción y logros a nivel internacional, dejando a sus representantes siempre entre los top 5 y obteniendo su máximo logro el 2015 cuando Cristóbal Álvarez, obtuvo el cetro de Míster Universo, convirtiéndose en el primer chileno en la historia de los certámenes masculinos en alcanzar el máximo galardón.

 

Hay que recordar que el certamen 2017 se inició en junio con un casting abierto tanto en Santiago como en regiones. Desde ese día y en distintas actividades, como el partido fútbol en beneficio de la Fundación Deportistas por un Sueño y apariciones en distintos programas de tv como 'Bienvenidos' de Canal 13. Los participantes fueron evaluados tomando en cuenta valores como responsabilidad, compromiso, desempeño y personalidad, pues cabe recordar que ser Míster Chile no es solo tener un cuerpo y rostro bonito, pues buscamos al hombre chileno que sale al mundo a representar a nuestro país. Y esos valores también se toman en cuenta a la hora de elegir al ganador”, asegura el director de Míster Chile, el diseñador Felipe Toledo.

 

En esta oportunidad el certamen Míster Chile, de la mano de la Agencia PW Producciones, galardonó a cinco finalistas y además entregó distintas menciones. Entre ellos fueron elegidos como 1° Finalista José M. Alcalde, 2° Finalista Mladen Maslov, los que ya forman parte de la organización Míster Chile.

 

Desde esa noche la labor de la organización Míster Chile es preparar de la mejor forma a Ítalo, el cual se sometió a dos cirugías, uno de los premios consistía en asesoría por un equipo médico cirujano. Nunca había pasado por mi cabeza realizarme algún tipo de cirugía estética, pero junto los profesionales encontramos que habían pequeños ‘detallitos’ que se podían mejorar”. Los únicos retoques que se realizó el modelo fueron primero en la nariz, donde se hizo un raspado del tabique nasal, y una ‘otoplastía’, que consiste en reposicionar las orejas muy prominentes.

 

 

Su estilo de vida

 

 

Muy nombrada ha sido su condición genética, la 'hipercolesterolemia', que hace que su cuerpo produzca naturalmente más colesterol. “Lo tengo muy controlado. Desde muy niño me tuve que acostumbrar a una alimentación muy sana. En los cumpleaños no podía comer casi nada, no sé que es disfrutar un completo o una hamburguesa”, confiesa. Por lo mismo es muy aficionado al deporte, otra forma de ayudar a mantener su colesterol en niveles más óptimos. Practica fútbol, básquetbol y natación, además de entrenar en el gimnasio. “Creo que si no tuviera este mal genético, no sería tan deportista ni llevaría una vida tan sana, así que de alguna forma lo agradezco. Quizás ni siquiera sería hoy el Míster Chile”, bromea optimista.

 

Todavía faltan meses para que Ítalo viaje a Tailandia y participe en Míster Global, así por ahora continúa preparándose, trabajando y participando en actividades de representación propias de su título. Además sigue con asesorías por parte de la organización. “Me siento muy apoyado y estoy preparado para dar todo de mí para representar de la mejor manera a mi país en el extranjero”, finaliza.

 

 

 

 

 

 

 

 

Agradecimientos

 

Bar VeraCruz

Facebook: VeraCruz Cocktail Bar

Instagram: @VeraCruzCocktailBar

 

TREMO Superalimentos

Facebook: Tremo Superalimentos

Instagram: @TREMOsuperalimentos

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.