© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

Bar Vera Cruz: Cocktail Bar de experiencias místicas

Hace diez meses nació como una alternativa dentro del sector turístico conocido como Barrio Lastarria para ofrecer cocktelería de autor de acuerdo con las tendencias internacionales.

 

 

Incentivar a las personas a descubrir nuevos sabores y combinaciones, es la promesa que nos ofrecen en Vera Cruz. Tanto es así que llama la atención que grupos de bartender que trabajan en otros establecimientos, visitan este local para probar sus ingeniosas creaciones e intercambiar opiniones.

 

La inspiración que hizo germinar la idea de este bar fue la iglesia vecina de nombre homólogo que es un patrimonio de la zona. Es así como el tema religioso da pie a la creatividad plagando la carta con nombres que remiten personajes religiosos y términos que nos recuerdan pasajes de las sagradas escrituras. El diseño interior del bar se apropia igualmente de elementos que remiten a la arquitectura eclesiástica de estética gótica mondrianezca, de forma que el concepto se refuerza de pensamiento, palabra y obra, pero sin la omisión, porque los pecados que se comenten acá no nos condenarían al infierno. 

 

La concepción de la carta de coctelería podría considerarse inmaculada. Se pensó con el propósito de vender pequeñas historias que se pueden beber. Cada cóctel que se sirve en Veracruz tiene un discurso o una simbología asociadas, con la intensión de proporcionarnos un disfrute que va más allá de las papilas, excitando la imaginación. Un ejemplo de estos es el trago llamado "Jardín del Edén", donde la presentación recrea un pequeño jardín florido que circunda una ampolleta (bombilla) a modo de aureola. Por su parte, el trago llamado "Resurrección", se presenta en un vaso encerrado en un cofre de apariencia antigua, que al abrirlo despide mucho humo. El cofre contiene absenta que fue prohibida en Chile y EE.UU. La presentación y los ingredientes se entrelazan para generar una simbología que recuerda la resurrección de Lázaro. Así de intrincados son los conceptos que sustentan la carta de cocteles de Vera Cruz.

 

 

La atención es muy personalizada en Vera Cruz, puesto que presentar cualquiera de las creaciones bebestibles, requiere de locuacidad y simpatía a la hora de explicar las combinaciones propuestas. De acuerdo con la opinión de Marcos Muñoz, mixólogo y bartender responsable de la ingeniosa propuesta: “A los clientes se les debe explicar de forma precisa y concreta la composición de los cocteles, haciendo énfasis en los ingredientes protagónicos para que en su mente pueda evocar o imaginar cómo sabrá el cóctel. Hay que saber usar la sicología para hacer que la gente no se sienta intimidada o predispuesta porque haber tenido una mala experiencia con un licor o un trago”, comenta.

 

Sustentabilidad y sostenibilidad son parte también de los sellos sagrados. En Vera Cruz se preocupan que todos los productos tengan más de un uso o una segunda o tercera vida. Es así como las pieles de los limones, por ejemplo, se aprovechan para perfumar el vodka, otra parte las pieles sirven, mezcladas con ron dorado, para crear un perfume con el que se rocían algunos tragos para realzar los aromas, por mencionar solo un ejemplo. Se afanan para que los procesos sean recursivos. La idea es que las personas tomen conciencia que la reutilización o el reciclaje pueden aplicarse a la actividad realizada en un bar, donde la filosofía no es solo vender diversión, sino cuidar el ambiente, procurando generar la menor cantidad de desperdicios.

 

La técnica de preparación de los tragos es muy llamativa; los bartenders de Vera Cruz saben cómo hacer un espectáculo cada vez que preparan un trago. No descuidan ni uno solo de sus movimientos, convirtiendo el proceso de elaboración de los cocteles en una especie de acto de acrobacia lleno de mucha precisión y ritmo para deleitar a sus visitantes. Se esmeran porque las presentaciones sean muy atractivas y para ello cuidan desde la selección de la cristalería, hasta los elementos decorativos y los perfumes que dan los toques finales con la idea de tentar a la vista, el olfato y el gusto.

 

La zona es frecuentada por viajeros de Alemania, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, sin dejar de lado los turistas de países latinoamericanos y los locales, que también están ávidos de disfrutar las novedades que ofrece este sector tan populoso.

 

No se descuidan, tampoco, las opciones gastronómicas, es por ello que ala par de la carta de cocteles y tragos, se ofrece una selección de tapas y platos de fondo con los cuales se pueden maridar los tragos servidos en este bar. El principio es la flexibilidad en la alianza: si el cliente selecciona algo de comer en primer momento, el anfitrión puede sugerirle los cocteles que serían adecuados de acuerdo con su gusto y al contrario también funciona de la misma manera. De igual forma la experiencia es conducida por el principio gastronómico del disfrute que va creciendo. Por ello se trabaja con tempo ofreciendo un aperitivo al inicio, se pasa a ofrecer algo de comer, se sigue con un cóctel y se culmina con un digestivo para completar un ciclo.

 

En el local también se organizan fiestas temáticas como la "Noche Tiki", coctelería tropical y polinésica. El espacio del bar sirve como sede de La Escuela de Bartenders de Chile. De forma tal que durante el día laicos y congregantes para aprender los ritos de la preparación y alquimia de los cocteles y de noche se realizan los oficios que nos conducen a la salvación el alma cansada y el ánimo abatido. De modo que a la hora de pecar sin remordimientos, ni pena de excomunión, a Vera Cruz hay que acudir.

 

 

Bar Vera Cruz

Padre Luis de Valdivia 352, Barrio Lastarria

Santiago de Chile

Teléfono: 09 5441 5383

Fanpage: VeraCruz Cocktail Bar

Instagram: @veracruzcocktailbar

 

 

 

 

Please reload

Please reload