INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

Sexualidad masculina después de los 30: mira, pide y disfruta

October 5, 2017

Generalmente es a los 30 cuando es más fácil saber lo que queremos y cómo conseguirlo, olvidándonos de pretextos que nos impiden disfrutar al máximo.

 

 

Para muchos los 30 son los nuevos 20. Para mí toda etapa es nueva y trae sus beneficios. Es por eso que hoy te presentamos algunos consejos para mejorar y disfrutar aún más tu vida sexual.

 

- Perfección. ¡No hay prisa! Disfruta cada momento del encuentro sexual, tanto el juego previo, como el coito y el clímax. Busca la plenitud no solo física, sino también psicológica. Si durante los 20 te preocupaste por conseguir una cantidad suficiente de sexo, ahora ocúpate por conseguir mayor calidad sexual.

 

- Estabilidad. En los 30 muchos hombres buscan estabilidad emocional y tú puedes ser un de ellos; esto te llevará a tener un soporte en las relaciones sexuales, porque existe una mayor apertura con tu pareja para hablar sobre lo que quieres hacer y que te hagan.

 

- Exige. Llegó la hora de pedir, apropiarnos de nuestro cuerpo y exigir lo que queremos sentir. Durante mucho tiempo, y sobre todo siendo jóvenes, a los varones les cuesta adaptarse a la idea de que el sexo va más allá de la penetración, pero cuando se liberan y empiezan a disfrutar de otros placer, como el solo hecho de acariciarse, el placer puede explotar mejor.

 

- Respetar. Ya sabes bien lo que te gusta y no te gusta, así que no hay motivos para permitir que te hagan cosas que no quieres sentir. Así que respeta tus propios deseos y los de tu pareja.

 

- Disfruta más haciendo disfrutar más. Uno de los tips casi infalibles para recibir buenos momentos de placer, es dando lo mismo. Para ello, a los 30 es tiempo de tener un panorama mucho más amplio de lo que le gusta a tu pareja, pues hay que tomar en cuenta que la excitación o zonas erógenas varía en cada persona. Juega, descubre, siente… más que solo la penetración.

 

- Pregunta. Dicen por ahí que no hay peor pregunta que la que no se hace. Y eso también aplica para el sexo, pues si aún te quedas con dudas o con temor a hacer algo con tu pareja, es una señal terrible de inseguridad. Somos adultos y es hora de hablar. Mejora tus orgasmos con información.

 

- Manifiéstate. Si eres de los que creen que después de muerto puedes comunicarte con los vivos, tal vez puedas esperar. Pero por si las dudas, será mejor que sea ahora, cuando estás vivo, cuando sientes que compartas tus sentimientos, más que una muestra de debilidad, será una forma de respetarte y de tener mayo conexión con tu pareja.

 

- Reconoce. Es momento de reconocer que los factores emocionales, sociales y también biológicos, condicionan el desempeño sexual masculino. De ahí que sea mentira que los hombres se exciten y puedan funcionar sexualmente con cualquier cosa. Reconoce que no eres una máquina sexual y que estás sometido a variaciones de factores tanto internos como externos. Si un día no tienes ganas, ¡no pasa nada! No por eso pierdes virilidad.

 

- Estimula. A los 30 es el momento ideal de romper con esas falsas creencias, de que por ejemplo, los genitales masculinos son la única forma de excitación. No te auto limites y explora tu cuerpo. Te sorprenderás de todas las sensaciones que obtendrás jugueteando.

 

Es importante que a esta edad, y a cualquier otra, aceptes las variaciones de tu respuesta sexual, que va cambiando con los años. No cambiar es algo imposible, pero lo que sí podemos hacer, es mejorar el contacto sexual y sacarle el jugo a la experiencia y la información que poseemos.

 

 

Fuente: informe21.com

 

 

Please reload

Please reload