Este mineral previene los resfríos y mejora tu desempeño sexual

Puede que el consumo de zinc no sea parte de tu rutina diaria, pero sí debería serlo, porque este mineral es esencial si quieres tener una buena salud, sexo y calidad de vida.

¿Qué es el zinc?

El zinc es un oligoelemento necesario para el correcto funcionamiento de todas las células, especialmente de las ubicadas en la próstata, órgano que requiere del zinc para su funcionamiento. También juega un rol fundamental para la salud de huesos, ojos, riñones, hígado, músculos y páncreas.


Este mineral participa activamente en varias e importantes funciones de nuestro organismo. Una de estas es el fortalecimiento del sistema inmunitario, clave para combatir los virus y bacterias que nos enferman. También apoya la síntesis de proteínas y ADN, el metabolismo celular, fomenta la efectiva cicatrización de heridas, la división celular, contribuye al estímulo de unos 100 tipos de enzimas,e incluso, nos permite tener idóneos sentidos del gusto, olfato y crecimiento.

Si bien tiene un papel protagónico en la salud, nuestro cuerpo no requiere de grandes dosis de zinc. 11 mg al día es la dosis recomendada para los hombres. Sin embargo, el organismo no tiene la capacidad de almacenar zinc, por lo que uno debe asegurarse de consumirlo a diario.


Cuando padecemos de bajos niveles (deficiencia) de zinc tenemos una mayor vulnerabilidad a enfermar y a la pérdida de apetito, lo que agrava cualquier condición médica. Los casos más severos incluyen presencia de diarrea, disfunción eréctil, lesiones oculares y de piel, pérdida de cabello y peso, trastornos en el gusto, confusión mental, retraso en la cicatrización e hipogonadismo. Desafortunadamente, es difícil detectar una deficiencia de zinc con exámenes regulares, de ahí la relevancia en estar consciente de cuánto zinc ingerimos al día, al igual que estar alerta de los síntomas de su carencia.

¿Cuál es el mejor suplemento de zinc?

Si te preocupas de incluir en tu dieta alimentos ricos en zinc, como las ostras, salmón, legumbres, espinacas, y yemas de huevo, entre otros, es probable es que no requieras del consumo de un suplemento. Pero si crees que su consumo te beneficiaría, los tipos disponibles en el mercado son el acetato de zinc, quelato de zinc, gluconato de zinc, picolinato de zinc, y sulfato de zinc.

Beneficios del zinc para la salud masculina

Promueve una mejor salud cerebral


El hipocampo, centro para la memoria y el aprendizaje ubicado en el cerebro, requiere de altas concentraciones de zinc. Un equipo de científicos del MIT y la Universidad Duke estudiaron el comportamiento de las neuronas en esta área del cerebro y encontraron evidencia de cómo el zinc es fundamental para el proceso llamado Potenciación a largo plazo, crucial para aprender y memorizar información.


El zinc es un poderoso antioxidante, pero su deficiencia aumenta la posibilidad que agentes como bacterias o virus crucen la barrera sangre-cerebro, provocando graves enfermedades que podrían provocar la muerte. Protégete con un consumo adecuado de zinc, porque, además, son varios los estudios que avalan su protección contra el desarrollo de enfermedades mentales como la esquizofrenia, enfermedad de Pick, enfermedad de Wilson, ataques epilépticos y alcoholismo.


Ayuda a cuidar tu corazón

Un estudio australiano analizó la influencia del zinc en la salud cardiovascular y concluyó que protege contra la enfermedad de las arterias coronarias, la miocardiopatía y previene el daño al miocardio (músculo del corazón). Las propiedades anti inflamatorias del zinc, junto a sus características antioxidantes, son beneficiosas para reducir los factores de riesgos asociados a la ateroesclerosis.

Promueve una óptima producción de testosterona

El consumo apropiado de zinc aumenta los niveles testosterona totales y libres. En un estudio a luchadores de elite, los participantes consumieron 3 mg/kg al día de sulfato de zinc durante cuatro semanas junto a sus dietas regulares. Los niveles de testosterona total y libre resultaron significativamente más altas en reposo tras el consumo de zinc y ejercicio exhaustivo, en comparación al punto en que estaban antes de la ingesta de zinc. Los resultados también sugieren que el consumo de suplementos de zinc previene la inhibición de concentraciones de testosterona.



También beneficia a los no atletas

Un estudio aplicado a hombres saludables entre 20 y 80 años, midió la concentración de testosterona durante una deficiencia dietaria marginal de zinc y antes y después del consumo de tres a seis meses de gluconato de zinc. Los jóvenes del estudio, que fueron privados de zinc, mostraron una baja en la concentración de testosterona tras 20 semanas, mientras aquellos hombres mayores que consumieron suplementos de zinc durante seis meses tuvieron un incremento de testosterona.

Mejora el desempeño sexual y potencia la libido

El impacto que juega en la producción de testosterona incide directamente en la plenitud sexual y la libido de los hombres. Muchos problemas de disfunción eréctil pueden tratarse con la simple ingesta de suplementos de zinc. Si es tu caso, opta por su consumo antes de acudir a fármacos como el viagra.


Una investigación de 2010 sobre el rendimiento sexual en hombres con enfermedad renal, reveló que el consumo de suplementos de zinc no solo mejora los niveles de testosterona, sino que también la frecuencia y potencia de las relaciones sexuales.

Aumenta la resistencia y energía

Si el deporte es parte de tu rutina, asegúrate de consumir zinc para mejorar tus resultados. Un informe del American Journal of Clinical Nutrition, señala que el zinc facilita la conversión de energía de los alimentos, vital para la mejora del rendimiento físico. Por el contrario, un déficit de zinc reduce la resistencia, fortaleza muscular y función cardiorrespiratoria.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.