Splatoon 2 ahora entinta la Nintendo Switch

August 16, 2017

 

Fecha de lanzamiento: 21 de Julio de 2017
Plataforma: Nintendo Switch
Desarrollador: Nintendo EPD
Distribuidor: Nintendo
Clasificación ESRB: Para personas mayores de 10 años

 

Para la mayoría del público, Nintendo tiene fama de jugar a la segura. Es casi un hecho que en cada consola, sea portátil o de sobremesa, veremos algún lanzamiento de sus sagas emblemáticas como The Legend of Zelda o Super Mario, lo cual asegurará ventas por sobre el millón de unidades. Es por esto que llamó profundamente la atención que, en el año 2014, se mostrara el adelanto de una nueva franquicia en un género completamente ajeno para ellos. Splatoon, un shooter en tercera persona, se convertiría un año después en un título con excelentes ventas dentro del fracaso que fue Wii U, siendo el único juego que pudo aumentar las ventas de esa consola en Japón y Estados Unidos, demostrando de paso que la gran N aún tiene ideas frescas.

Una secuela era cosa de tiempo y dos años más tarde llegaría a Nintendo Switch una versión que mejoraba y expandía lo ya visto en la generación anterior.

 

Tomamos el papel de un Inkling, una raza de niños-calamares que compiten entre ellos lanzando tinta para dominar los distintos modos de juegos. El principal, llamado Combate Territorial, se da con dos equipos de 4 jugadores, los cuales deben cubrir la mayor cantidad de terreno con la tinta de su color dentro de un tiempo de 3 minutos. La tinta no solo sirve para determinar el equipo ganador, sino que permite esconderse de los enemigos o “nadar” más rápido con solo pulsar un solo botón. Esta simplicidad, en donde no gana quien elimine más enemigos, hace que sea un título increíblemente accesible a diferencia de otros del mismo género. Ya no es necesario disponer de reflejos rápidos o tener la capacidad de apuntar con precisión a un inquieto enemigo para sentir que aportas a tu equipo, pudiendo alcanzar la victoria evitando confrontación alguna. Aun así, puedes ir eliminando rivales si los “revientas” con tu tinta, lo que te da un pequeño tiempo de ventaja mientras el enemigo reaparece.

 

 

Cubrir nuestro terreno no solo ayudará a nuestro equipo a ganar la partida, sino que nos permitirá movernos más rápido, escondernos o cargar nuestra arma.

 

Al ir subiendo de nivel, se desbloquea la posibilidad de participar en los Combates Competitivos, tres modos rotativos que pondrán a prueba las habilidades adquiridas en el Combate Territorial. Pintazonas enfrentará a los dos equipos por el control de un área más pequeña señalada en el mapa, lo que inevitablemente llevará al enfrentamiento entre ambos lados, mientras que en Torreón tenemos que llevar una pequeña plataforma por una ruta preestablecida hasta la base enemiga. En el último modo competitivo tendremos que capturar al Pez Dorado, un arma lenta pero que provoca un daño mayor a las otras, la cual tiene que ser llevada zona rival con la ayuda de los compañeros de equipo.

 

Dentro del modo competitivo, como Torreón, tendremos que trabajar en equipo para poder alcanzar la victoria.

 

Aparte de los modos en línea tenemos un modo campaña de un solo jugador, que expande la historia vista en el primero (pero que no es necesario jugarlo para disfrutarla de todos modos), en donde nos enfrentamos a la raza de los Octarian, pulpos que robaron la principal fuente de energía de los Inklings. Con un total de 32 niveles, incluido los jefes de sección, la campaña no es obligatoria, pero da la posibilidad de probar las diferentes armas y mejorar nuestras habilidades.

Hasta acá, encontramos lo mismo que en el primer Splatoon, cuyas cambios son mínimos y solamente serán notados por aquellos jugadores que dedicaron horas al título en Wii U. La novedad la trae Salmon Run, un modo cooperativo que solo está disponible a ciertas horas del día, en donde cuatros jugadores deben derrotar a hordas de bizarros salmones y recolectar huevos dorados. Mientras más vamos avanzando en nuestra recolección, más enemigos irán apareciendo, poniendo a prueba nuestras habilidades en equipo frente a un escenario adverso.

 

 

En Salmon Run seremos puestos al límite al enfrentar a decenas de enemigos mientras recolectamos los huevecillos dorados.

 

Similar al primer título, el acceso principal de todos los modos se da en una localidad llamada Cromópolis, lugar en donde podremos acceder a tiendas para comprar ropa y estar a la moda (y de paso mejorar nuestras habilidades), entrar al lobby para elegir los combates en línea o ir al Octo Cañon para completar el modo campaña. Además, con un divertido sistema de mensajería, podemos enviar y recibir publicaciones a quiénes nos encontremos en nuestras partidas en línea. Nintendo pudo haber tomado la ruta rápida y disponer de un menú estándar, pero la Plaza se siente viva en donde Inklings y otros personajes no jugables comparten por igual como si estuviéramos en una ciudad cosmopolita.

 

 

Estar a la moda en Splatoon 2 o compartir divertidos mensajes ayudan a que la experiencia sea más entretenida y se formen lazos entre los jugadores.

 

La presentación es el punto fuerte del juego, el cual resalta por sus colores vivos destacando la viscosa pero brillante tinta que disparan las armas de los I nklings. Los jugadores pueden personalizar el género, color de piel, ojos y peinados, para así tener un estilo de acuerdo a nuestros gustos. Los mapas varían desde un skate park hasta la azotea de un edificio, los cuales tienen una disposición simétrica de elementos y obstáculos para que ambos equipos tengan igualdad de condiciones en cada partida. Para disparar, disponemos de rodillos, baldes, pinceles y otras herramientas bajo el concepto de “elementos para pintar”, variando la distancia, rango y alcance según la preferencia de propia de juego.

 

En cuanto a la música, destacan las frenéticas y pegajosas canciones interpretadas en un idioma indistinguible, muy inspiradas en la cultura pop japonesa. Destaca el dueto idol “Cefalopop”, quienes además de interpretar los temas centrales del juego, son las encargadas de dar la bienvenida en cada sesión, anunciando los mapas y modos disponibles en un formato de noticiario.

 

Perla y Marina, integrantes de Cefalopop, son las encargadas de dar la bienvenida a Cromópolis.

 

El rendimiento en línea funciona sin problemas, corriendo con latencia casi indetectable gracias a que busca usuarios en función de la cercanía (o matchmaking basado en ping), permitiendo el uso de conexiones de redes móviles, y así aprovechar la portabilidad de la Switch.

 

Como punto negativo, Nintendo no parece haber entendido los problemas que presentaba el primero. No da la opción de cambiar de equipamiento entre partidas, obligando al jugador a abandonar el lobby, ni tampoco permite cancelar la búsqueda de contrincantes en caso de que tengas alguna urgencia. El sistema de horario para los diferentes modos y mapas (que cambian cada dos horas), daña la variedad presente en el juego produciendo una especie de monotonía durante ciertos momentos del día. Para peor, se implementó un sistema de chat de voz que se realiza por una aplicación de celular (la cual no está disponible en la mayoría de las zonas de Latinoamérica), y solo te permite comunicarte en un lobby privado con aquellos contactos que ya tengas en tu lista de amigos.

 

Si bien el juego en línea se da casi sin problemas, la ausencia de opciones esenciales entre partidas daña le resta puntos importantes a lo que debiese ser un gran juego.

 

A pesar de esto, el juego asegura horas de juego gracias a la rapidez de sus partidas y variadas opciones de personalización de los Inklings, armas, mapas y ropa. Además, Nintendo prometió actualizaciones gratuitas durante un año para ampliar la variedad de equipamiento y niveles, dando una razón a los jugadores para volver a Cromópolis de vez en cuando.

 

Las mejoras implementadas en esta versión facilita el juego con grupos de amigos, tanto en red local como en internet, otorgando la posibilidad de retar a otros clanes sin la limitación de los horarios que disponen los servidores de Nintendo. Con esto, se siente la intención de los desarrolladores de promover Splatoon 2 como un deporte electrónico, a la par de otros gigantes del área como Overwatch o League of Legends.

 

Si bien no revoluciona el género como el primero, Splatoon 2 puede ser considerado como el juego esencial para la Nintendo Switch para quienes disfrutan de títulos multijugadores. Gracias a la popularidad de la consola híbrida de Nintendo, un control simple y un modo de juego fácil de aprender, es muy probable que esta segunda entrega supere en éxito a su antecesora. Y es que su encanto radica en tomar elementos de juegos occidentales y mezclarlos con la cultura pop presente en Harajuku y Shibuya, lo que sin duda atraerá a aquellas personas que no se han sentido persuadidos por otros títulos del mismo género.

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.