Cuando el alma dice lo que las palabras callan.