INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

Lo que nos dejó el Paris Fashion Week.

 

A continuación algunas tendencias destacadas de la semana de la moda, evento que se celebró entre miércoles y domingo de la semana pasada.

 

 

Piernas al descubierto 

 


En una semana marcada por la canícula en Europa y en la que conductores de autobuses franceses y colegiales ingleses protestaron, con faldas, contra la prohibición de llevar bermudas y shorts, en las pasarelas fue difícil encontrar una marca que no incluyera en su colección un modelo de short, casi nunca combinado con su aliado convencional, la camiseta.

Dior presentó el pantalón corto como el que suele ponerse para ir a correr con una americana de traje, cazadora de piel o una camisa, buscando siempre el equilibrio entre la elegancia y el "sportswear".

Louis Vuitton hizo desfilar al hombre con pantalones cortos tipo ciclista, combinados también con una elegante chaqueta de traje o camisa de rayas.

El estadounidense Rick Owens optó por sacarlo todo excepto el short, al presentar un modelo con solo un pantalón ajustado del que colgaba una alforja, y botas.

El español Loewe vistió por su parte al hombre con un minipantalón, en una colección marcadamente étnica.

 

Sandalias con calcetines 

 

Uno de los grandes tabúes de la moda -combinar chanclas con calcetines- empieza a caer y la pasarela parisina así lo demostró.

Los modelos de Louis Vuitton desfilaron con sandalias de tiras y calcetines de todos los colores.

También AMI Alexandre Mattiussi se sumó a esta tendencia, adoptada por ejemplo por Rihanna y también detectada estas últimas semanas en las calles de París. La marca francesa combinó incluso los zapatos abiertos con calcetines blancos.

El diseñador Demna Gvasalia -también director artístico de Balenciaga- hizo lo propio para Vêtements, que presentó a sus modelos en la calle, tras anunciar que dejaba las pasarelas. 

 

Con camisa de flores  


En su colección inspirada en el exotismo de lugares como Nueva Zelanda, Hawái y la Isla de Pascua, Louis Vuitton presentó camisas de colores vivos floreadas, que se llevan por debajo de una prenda de organza transparente.

Las palmeras lucieron estampadas en camisas de colores rojos y naranjas, evocadores de la puesta de sol en el desfile en un bosque parisino de Balenciaga. También SSS World Corp presentó camisas y corbatas de flores. 

 

 

Los años 1980

Los años 1980 siguen inspirando a los diseñadores. Es la estética de Balenciaga, con camisetas por dentro de los pantalones de cintura alta y chaquetas de piel.

Andrea Crews firmó una colaboración con New Man, marca francesa emblemática de los años 1980, y Etudes rindió homenaje a la célebre banda gala de esa época Taxi Girl. 

 

Accesorios

En un Semana marcada como empieza a ser habitual por los desfiles mixtos, los hombres lucieron pendientes voluminosos, como en Icosae y Angus Chiang o bien más delicados, como en Enfants Riches Déprimés y Dries Van Noten,

 

Los modelos de Prada lucieron también riñoneras así como bolsos, accesorio clave de la colección 2017.

 

Inspiracion comic


Durante la “fashion week” de la ciudad italiana de Milán, la firma Prada presentó una colección en la que apuesta por el comic como principal inspiración para sus prendas deportivas, entre la estética futurista y la “rockabilly”.

Uno de los puntos fuertes de su propuesta es el mono en tejido sintético, con cremallera y en una amplia variedad de colores: desde tonos fríos, como el azul celeste, pasando por neutros, como el negro, para llegar a un rojo vivo, el burdeos, el verde metalizado o un rosa apagado.

 

Mar y color

Salvatore Ferragamo, por su parte, mostró una serie impregnada por el naturalismo y la estética marina, con caballitos de mar, conchas y ondas como estampados predilectos, asÌ como adornos en coral que pendían de las hebillas del cinturón.

 

Prada por su parte aporto con , zapatillas deportivas con grandes tiras, bermudas anchas y coloridos calcetines altos.
Su diseñador, Guillame Meilland, se inspiró en la luz del mar Mediterráneo, presente en los tonos ocres blanco o azul celeste, en la colección compuesta por prendas cómodas y prácticas, entre las que destacan los jerséis de lana, los pantalones holgados, los pañuelos al cuello y el mocasín.
 

 

La clausura

La pasarela de Milán clausuró con los desfiles de Fendi y Armani, firmas italianas que exhibieron sobre propuestas elegantes, deportivas y casuales, con sello propio. A un año de cumplir su primer centenario, Fendi dirigió su colección a un hombre urbanita, de negocios, y lo hizo con un aire otoñal, no solo por los colores que empleó, entre los tonos apagados y tierra, sino por sus materiales, como la lana e incluso los abrigos de pelo.

Fendi apostó por un hombre que vestirá en la próxima temporada pantalones de pinza amplios y de tiro alto -tendencia secundada por la mayoría de marcas en la ciudad italiana- camisas vaporosas con estampados en forma de flexos o tazas de café y jerséis de punto en los que predominan los estampados geométricos.

En disonancia, Giorgio Armani presentó una selección de prendas sin aditivos, con un estilo sencillo y elegante, en las que domina el traje, combinado con jerséis de punto, y los tonos fríos, como el gris, el plateado o su típico “greige” (mezcla de gris y beige).

Durante su desfile destacaron los cortes simétricos en trajes blancos, los pantalones y las camisas en color violeta, marino o aguamarina, los jerséis con mangas y pecho de camisa en gris marengo y azul oscuro, asÌ como las americanas en raso con motivos florales.

Una colección muy juvenil en la que no faltaron las flores, presentes en los estampados de sus trajes, en sus pantalones o en sus camisas, pero tampoco el beige, al que se recurrió para las americanas o sus ligeras parcas tres cuartos.
 

Please reload

Please reload