Plumofobia, la ironía del gay discriminando