© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

Plumofobia, la ironía del gay discriminando

Las tendencias en moda nos llevan cada día más hacia una apariencia masculina y "heteronormada", estilos cómo el Lumbersexual o el Sporn son claros indicios de hacia dónde va el futuro.

 

Cómo revista de tendencias sabemos que los gustos de la gente son condicionados por lo que nos impone el mercado, hasta ahí todo bien, pero que ocurre cuando esas modas o preferencias las llevamos a las redes sociales, el tinte que toma la tendencia en este caso se torna un poco oscuro con la muy comentada " plumofobia".

 

Pero podemos llamar fobia como condición médica simplemente a la intolerancia a la gente que no actúa o piensa como nosotros, ¿o es algo más parecido a la mal catalogada homofobia?.

 

Basta dar un vistazo a las aplicaciones de cita o encuentros como Grindr o Manhunt para darnos cuenta que el nivel de agresividad de algunos perfiles llega a la discriminación, frases como " no plumas" " solo varoniles" "no gordos" "no extranjeros" y así una interminable lista de NO que lo hace parecer más un casting para modelos que alguien que busca conocer otra persona.

 

Es claro que para gustos hay colores, y es que a cada uno de nosotros nos puede gustar gente muy diversa, pero el espacio que den las aplicaciones es para hablar de uno mismo o de las cosas que busca en la otra persona, no una interminable lista de no, para eso es más fácil un simple " perdona pero no eres mi tipo" o incluso esos silencios que te dejan todo claro.

 

Llevar la selección a ese nivel es meternos al bolsillo años de lucha contra las mal llamadas fobias de la gente, hacia los gay, las lesbianas, los trans, y cualquier otra minoría que sintió que se les atacaba al dejarlos a un lado por cómo se comportaban.

 

Las apps de ligue se han vuelto agobiantes, perfiles que no permiten saber que busca la persona, y que te hacen sentir qué tal vez encajas de alguna manera con lo que no quiere, siendo cosas solo palpables en persona, difícil pregunta eso de ¿eres varonil?, pues claro a mi parecer no soy una loca con plumas, pero el silencio del otro lado de la pantalla puede hacernos sentir lo contrario, y peor aún, hacernos sentir qué hay algo malo con eso, después de tanto tiempo luchando por qué nos dejaran vivir nuestra vida tranquilos y libres, es impensable creer que hoy somos nosotros los que ponemos etiquetas y seleccionamos a la gente segun ellas, recuerden que ser Cortés no quita lo caliente.

Please reload

Please reload