Camino al éxito: 11 hábitos para tener fortaleza mental

La fortaleza mental es una opción y una disciplina, no una cualidad innata de unos pocos afortunados. 

 

Todos llegamos a puntos críticos en algún momento de la vida. Es ahí cuando nuestra fortaleza mental es puesta a prueba. Puede tratarse de cualquier cosa, como un amigo enfermo o un colega complicado, el plazo para entregar el informe o que las cosas con nuestra pareja no andan de lo mejor. No importa lo que sea, tenemos que mantenernos fuertes, ver las cosas desde otra perspectiva y seguir nuestro camino hasta sobrepasar con éxito la situación. Suena fácil. Todos queremos tener buenos amigos, buenos trabajos y buenas relaciones de pareja. 

 

Pero la vida no es así. 

 

Es difícil tener fortaleza mental, especialmente cuando te sientes estancado. La habilidad para romper el molde y tomar una osada nueva dirección requiere tener una extra determinación, atrevimiento y coraje, características presentes en aquellas personas que poseen fortaleza mental.

 

 

Es fascinante el cómo las personas con fortaleza mental destacan sobre el resto. Mientras algunos ven barreras impenetrables, ellos ven desafíos a los cuales superar. Cuando la fábrica de Thomas Edison se quemó por completo en 1914, además de las millonarias pérdidas, el inventor perdió múltiples prototipos únicos. Sin embargo, su respuesta fue simple: "Gracias a Dios todos nuestros errores se quemaron. Ahora podemos comenzar de cero".

 

La reacción de Edison es el epítome de la fortaleza mental: Ver oportunidades y tomar acción cuando las cosas nos juegan en contra. Existen hábitos que uno puede desarrollar para mejorar la fortaleza mental. De hecho, esa actitud que tienen las personas con fortaleza mental es obtenida con estrategias que tú puedes empezar a aplicar en tu vida desde hoy.

 

 

1. Inteligencia emocional 

 

La inteligencia emocional es la base de la fortaleza mental. No puedes tener fortaleza mental sin la habilidad de entender y tolerar por completo las emociones negativas y hacer algo productivo con ellas. Las cosas que desafían tu fortaleza mental están también poniendo a prueba tu inteligencia emocional.

 

A a diferencia del coeficiente intelectual, el cual es fijo, la inteligencia emocional es una habilidad flexible que se puede mejorar con entendimiento y esfuerzo. No es casualidad entonces que  el 90% de las personas más destacada en cualquier área cuente con una alta inteligencia emocional, además de recibir sueldos más altos que sus colegas que tienen baja inteligencia emocional. El desarrollo de la inteligencia emocional es progresivo y es muy fácil comenzar a perderla, por lo requiere constancia.

 

2. Seguridad personal

 

 

Las personas con fortaleza mental creen en la idea que nuestra mentalidad tiene un poderoso efecto en nuestra capacidad de tener éxito. Esta noción no es solo una herramienta motivacional, es un hecho. Un estudio de la Universidad de Melborune mostró que las personas que tienen una alta seguridad personal perciben mayores ingresos y son ascendidos en sus trabajos más rápido que otros empleados.

 

La verdadera seguridad personal, a diferencia de la falsa seguridad personal que algunas personas proyectan para ocultar sus inseguridades, tiene su propia esencia. Las personas con fortaleza mental tienen control sobre los veleidosos porque su seguridad personal les permite inspirar a otros y ayudarlos a lograr sus metas.

 

3. Saben decir NO

 

 

Una investigación de la Universidad de Berkeley demostró que aquellos a quienes les cuesta decir no tienen una mayor probabilidad de experimentar estrés, síndrome de burnout o agotamiento laboral, e incluso depresión. Saber decir que no es saludable, y las personas con fortaleza mental tienen la autoestima y prudencia suficientes para decir claramente no a algo.

 

Cuando llega la hora de decir que no, las personas con fortaleza mental evitan frases como "Déjame ver" o "No sé si alcance". Ellos dicen que no con seguridad porque saben que decirle no a un nuevo compromiso le hace honor a los compromisos actuales y les da la oportunidad de llevarlos a cabo con éxito. Los mentalmente fuertes también saben como aplicar el autocontrol al decirse que no a ellos mismos. Dejan para después la gratificación personal y evitan las acciones impulsivas que provocarían daño.

 

4. Neutralizan a las personas conflictivas

 

 

Lidiar con personas conflicticas es frustrante y cansador para la mayoría. Aquellos con fortaleza mental controlan sus interacciones con personas tóxicas y mantienen el control de sus emociones. Cuando llega el momento de confrontar a una persona tóxica, ellos abordan la situación de forma racional. Identifican cuáles son sus emociones y no permiten que la rabia y la frustración los lleve al caos.

 

Además, suelen tomar en consideración los puntos de vista de la persona con la que tienen un conflicto y son capaces de llegar a un acuerdo con ellas. Incluso cuando las cosas se descontrolan por completo, las personas con fortaleza mental ven la insidia de esta persona como si fuera un grano de arroz y no dejan que los afecte personalmente.

 

 

 

5. Son abiertos al cambio

 

Quienes tienen fortaleza mental son flexibles y se adaptan a los cambios. Saben que el miedo al cambio es una fuerza que paraliza, y una importante amenaza en el camino al éxito y la felicidad. Estas personas buscan aquel cambio que está a la vuelta de la esquina, y desarrollan un plan de acción cuando estos cambios ocurren.

 

Solo cuando te abres al cambio, ves lo bueno que llega con éste. Es necesario que tengas una mente y brazos abiertos si quieres reconocer y sacarle partido a las oportunidades que se presentan con un cambio.

 

 

6. Asumen el fracaso

 

Aquellos con fortaleza mental asumen sus fracasos porque saben que el camino al éxito está lleno de ellos. Nunca nadie ha experimentado el verdadero éxito sin haber primero asumido sus fracasos. Cuando ocurre un fracaso en tu vida, son esos mismos errores que te llevaron allí los que se transforman en la clave para llegar al éxito.

 

Las mayores oportunidades llegan comúnmente cuando te sientes más frustrado y estancado. Es esta frustración la que nos impulsa a pensar diferente, y ver fuera de nuestra caja, para encontrar la solución que estabas esperando.

 

 

7. Aún así, sus errores no los detienen

 

 

Las personas con fortaleza mental saben que el foco de nuestra atención es lo que determina nuestro estado emocional. Cuando fijas tus pensamientos en los problemas que estás teniendo, solo creas y prolongas las emociones negativas y el estrés, lo que degrada tu rendimiento.

 

Si mejor pones tu  atención en acciones en busca de mejorar personalmente y las circunstancias que te rodean, estás creando un sentido de eficacia personal, lo que produce emociones positivas y mejora el rendimiento. Quienes tienen fortaleza mental no sucumben ante sus errores, aunque no los olvidan. Al mantener los errores a cierta distancia, obtienes la capacidad de adaptarte y hacer los ajustes necesarios para tu éxito futuro.

 

 

8. No se comparan con los demás

 

Quienes poseen fortaleza mental no andan juzgando a los demás, porque saben que cada persona tiene algo distinto que ofrecerle al mundo, y no tienen la necesidad de opacar al resto para sentirse bien con ellos mismos. La comparación con otras personas es limitante. Los celos y el resentimiento son capaces de absorber toda tu vida; son grandes quemadores de energía.

 

Las personas con fortaleza mental no pierden el tiempo en medir el desempeño de los demás, ni en preocuparse si han subido o bajado en la escala en comparación al resto. En vez de perder tu energía con los celos, canaliza esa energía con apreciación. Cuando celebras el éxito de los demás, todos se benefician.

 

9. Hacen ejercicio

 

Un estudio del Instituto de Investigación de Ontario reveló que aquellas personas que ejercitaron dos veces a la semana por 10 semanas, eran más competentes social, intelectual y atléticamente. Además calificaron con mejor nota su imagen corporal y tenían una mayor autoestima. 

 

Lo mejor de todo, es que más además de mejorar la seguridad personal gracias a un mejor estado físico, lo que es clave para la fortaleza mental, el ejercicio llevó a un inmediato aumento del positivismo, gracias a las endorfinas liberadas con el ejercicio y que hicieron un verdadero cambio en la actitud personal.

 

 

10. Duermen lo suficiente

 

 

Todos sabemos la importancia que tiene el sueño para nuestra calidad de vida, y también es esencial para aumentar tu fortaleza mental. Cuando dormimos, nuestros cerebros remueven proteínas tóxicas, las que se originan por la actividad neural al estar despiertos. Desafortunamente, tu cerebro solo puede eliminarlas de forma adecuada al dormir, es por esto que cuando no dormimos lo suficiente estas proteínas permanecen en las células cerebrales, lo que lleva a disminuir la capacidad para pensar, y que ninguna dosis de cafeína puede reparar.

 

Quienes tienen fortaleza mental saben que su capacidad de autocontrol, enfoque y memoria se ven reducidas si no duermen lo suficiente, motivo por el cual un buen sueño debe ser una de tus prioridades en la vida.

 

 

 

11. Piensan positivo

 

Mira por un rato las noticias y verás  que todo es un ciclo infinito de guerras, ataques violentos, economías vulnerables, empresas que quiebran y desastres naturales. Es fácil creer que el mundo se desploma. Y ¿quién sabe?, quizás así sea. Pero aquellos con fortaleza mental no se preocupan de cosas sobre las cuales no tienen el control. 

 

En vez de comenzar una revolución de la noche a la mañana, quienes tienen fortaleza mental enfocan su energía en las dos cosas que están completamente bajo su control: Su atención y su esfuerzo.

 

Desarrollando estos 11 hábitos te darás cuenta que la fortaleza mental puede ser alcanzada y disfrutada por cualquiera que se lo proponga.

 

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.