Aprobada en el Senado, “Ley Cholito” sancionará civilmente el maltrato y abandono animal en Chile.


Por unanimidad en la Sala del Senado, este miércoles 12 de abril se aprobó el proyecto de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, el cual tuvo su inicio en 2009 en una moción del senador Guido Girardi y los ex senadores Mariano Ruiz-Esquide, Carlos Ominami, Jorge Arancibia y Carlos Kuschel.


A un paso de ser ley, esta iniciativa busca regular las obligaciones y derechos en la tenencia de mascotas y responsabilizar a los “dueños” por los daños producidos a terceros por sus animales.


Del texto completo se destacan los siguientes puntos como más importantes:


- Define la tenencia responsable de mascotas o animales como el conjunto de obligaciones que contrae una persona cuando decide aceptar y mantener una mascota o animal de compañía, y que consiste, entre otras, en registrarlo ante la autoridad competente cuando corresponda, proporcionarle alimento, albergue y buen trato, brindarle los cuidados veterinarios indispensables para su bienestar y no someterlo a sufrimientos a lo largo de su vida, además de respetar las normas de salud y seguridad pública que sean aplicables.


- Entrega a los órganos de la Administración del Estado y, en especial, a los Ministerios del Interior, de Salud y de Educación, dentro de sus respectivas competencias y con la colaboración de las respectivas Municipalidades, la promoción de la tenencia responsable de mascotas o animales de compañía, a fin de asegurar su bienestar, la salud de las personas y la protección del medio ambiente.


- Encarga a un Reglamento la determinación de la forma y condiciones en que se aplicarán las normas sobre tenencia responsable.


- Dispone las regulaciones mínimas que deberá contener el Reglamento, en materia de control y protección animal, así como las características para calificar a ciertos especímenes caninos como potencialmente peligrosos y las condiciones especiales para la tenencia de perros calificados en esta categoría.


- Cada municipalidad deberá dictar una ordenanza sobre la tenencia responsable de mascotas, la que se ajustará al reglamento que sobre la materia se dicte, prohibiéndose el sacrificio de animales como método de control de su población.


- El Ministerio del Interior y Seguridad Pública podrá priorizar la educación para la tenencia responsable de animales, a fin de controlar especialmente la población canina y felina, procurando, además, que para este efecto se apliquen otras medidas integrales de prevención, como el control sistemático de fertilidad de los mismos y de factores ambientales relacionados, y el registro e identificación de estos animales domésticos.


- Todo responsable de una mascota estará obligado, entre otros deberes, a la adecuada identificación de la misma y de su dueño y a su inscripción en el registro respectivo.


- Impone al Ministerio del Interior el deber de proporcionar una plataforma informática de registro e identificación de mascotas y animales de compañía, a la que accederán las municipalidades.


- Toda persona que tenga el dominio, la posesión o bajo su cuidado animales de compañía, será responsable de su cuidado, higiene y seguridad, debiendo responder civilmente de los daños que éstos causen.


- Sanciona el abandono de animales, el que será considerado maltrato y crueldad animal, facultando a las municipalidades para rescatar a todo animal que no tenga identificación encontrado en sitios de uso público, con el objeto de entregarlos a alguna de las organizaciones de protección animal registradas legalmente, para que éstas procedan a sanitizarlos, esterilizarlos y reubicarlos al cuidado de alguna persona que asuma su tenencia responsable.


- Establece las normas a las que deberán someterse las organizaciones destinadas a la protección de animales y a la promoción de la tenencia responsable de mascotas; los locales de venta y crianza y los eventos en que éstos participen o sean exhibidos.


- Toda persona que sea amenazada o perturbada en su vida, salud o integridad, por un animal de compañía, podrá denunciar el hecho, sin mayor formalidad, ante el Juez de Policía Local competente, a fin de que éste, en el más breve plazo, adopte las medidas que estime necesarias para eliminar dicha amenaza o perturbación.


- Todo responsable de un animal deberá responder civilmente de los daños causados por éste, exceptuándose los casos de ejemplares caninos que causaren lesiones graves o dieren muerte así como el que ingresare a un domicilio sin autorización de los moradores ni justificación alguna o con el propósito de cometer delito.


- Agrega la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio, multa de 10 a 30 UTM e inhabilidad absoluta perpetua para tenencia de animales, al que como resultado de la acción u omisión produjere al animal lesiones que menoscaben gravemente la integridad física o su muerte.


Dentro del debate, Rossi recuerda como en los años ’90, cuando se discutió por primera vez un proyecto similar hubo burlas incluso por parte de algunos parlamentarios, en cambio “hoy es imposible pensar en algo así porque para la ciudadanía el tema de la dignidad animal es importante y tiene que ver con los valores que entregamos a nuestros hijos”, comenta. Guido Girardi agradece la colaboración e iniciativa que fue impulsada desde la ciudadanía, agregando además; “Quien quiera tener un animal debe hacerse responsable porque con esta ley debe responder porque es un ser vivo que debe cuidar y acompañar”.


Por otra parte Lagos Weber destaca que “es un gran paso y significa un cambio cultural enorme y eso pasa cuando las sociedades van cambiando”, al igual que Larraín, quien además agrega la preocupación por las zonas rurales donde la crianza y tenencia de mascotas y animales es muy diferente a las zonas urbanas. “En zonas rurales no todas las casas tienen rejas y/o cercos y tienen animales, sea un perro, un gato o un cordero, hay formas de crianza distinta. Quizás debería existir una responsabilidad sobre el área urbana y no rural” determina Letelier.


La ley no cubre el 100% de las demandas animalistas, pero reconocemos el gran primer paso que se ha generado, hay una disposición por parte de los diputados de evaluar ciertos puntos no muy claros y ampliar la cobertura. Seguirá siendo la ciudadanía, los mismos amantes de los animales quienes tendremos la misión que esta ley se cumpla y vaya mejorando.


Ahora pasará a manos de la Cámara de Diputados para terminar con el trámite legislativo y convertirse en ley.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.