La dura lucha por el Refichaje: El nuevo escenario que enfrenta la política nacional



Con el correr del tiempo, la clase política ha perdido la confianza de todas las personas, un deterioro considerable, dejándose entre ver una alta abstención en los últimos comicios, dudas sobre las formaciones de la verdadera representatividad, pequeños detalles que han hecho tambalear a todo un país.


Militantes que no existen, gastos inflados, donaciones excesivas por parte de privados, que luego salen a la luz pública causando un gran impacto mediático. Para ello, se realizó un nuevo rayado de cancha, con el fin de reordenar la estructura de conformación, financiamiento y campaña de quienes hoy, dirigen el país.


Para ello, el actual gobierno, creó la Comisión Engel, que corresponde al Consejo Asesor la cual fue designada el 23 de febrero de 2015 por parte de la Presidenta Michelle Bachelet, con el fin de regular, con un marco institucional los negocios y las actividades políticas; esta comisión quedo presidida por Eduardo Engel, economista de 60 años, quien además ha realizado publicaciones en áreas como la macroeconomía, finanzas públicas y mejoramientos en las funciones del Estado.


El 14 de abril del mismo año el Ministerio de la Secretaría General de la República publicó la ley 20.900 que tiene relación al fortalecimiento y transparencia de la democracia. La que forma parte del grupo de proyectos de la agenda de probidad y transparencia que tanto el gobierno y el congreso de Chile se han comprometido a realizar con el fin de mejorar la visión de la política actual.


¿Qué es el refichaje?


Con el contexto de la comisión Engel, se propuso como condición básica para acceder al financiamiento público, los partidos políticos deben de realizar la reinscripción de todos sus militantes. De esta forma se impuso mayores obligaciones, y se estableció como requisito de existencia, un padrón de afiliados equivalente al menos al 0,25% del electorado que hubiere votado en la última elección de diputados de cada región, con un mínimo de 500 electores


¿Cuántas personas deben inscribirse?


Si vemos que actualmente en Chile existen hasta el momento 33 partidos políticos en todo su largo territorio, según datos recabados en el Servicio Electoral de Chile Servel, esto nos muestra que cada partido debe cumplir con al menos 18.500 afiliados, cuestión que parece ser muy difíciles en regiones de Aysén y Magallanes, en dónde no hay tantas personas.


Aunque no todo es tan simple como parece, pues la importancia de esta nueva ley es para permitir a agrupaciones sociales o con interés político, legalizarse como partidos, y así poder recibir el financiamiento público que otorga el Estado según la ley.


¿Qué sucede de no alcanzar la meta para el refichaje?


Si los partidos actuales no lograsen la cantidad de afiliados requerida, además de no ser reconocidos legalmente por el Servel, no podrán inscribir candidatos presidenciales o parlamentarios, quedando mermada la representatividad.


Dado este nuevo escenario la presidente Michelle Bachelet, el día 25 de abril del 2015 sostuvo en cadena nacional que, “Será el Estado el que financie el trabajo de los partidos. Para eso tendrán que cumplir con exigencias y controles claros. Tendrán que reinscribir a todos sus militantes para sincerar los registros; tendrán que ser democráticos en su interior, tener contabilidad transparente y fiscalizada, dar espacio a nuevos líderes. Ésta es una inversión necesaria para tener una mejor vida pública y mayor participación ciudadana”.


Al borde de cumplirse el plazo


Hasta hace unas pocas semanas, y según lo señalado en el canal CNN Chile, ningún partido político podría presentar candidatos presidenciales, y mucho menos candidatos al parlamento. Esto claramente está ocurriendo por el descontento ciudadano, y la falta credibilidad que en ella se puede ver. Aunque de existir un vacío causado por la posible desaparición de una colectividad, esta podría verse llenada por algún caudillo y autoritarios según lo detallo Daniel Matamata el día 9 de marzo.


Por otro lado, en el programa Ultima Mirada de Chilevisión, conducido por Fernando Paulsen, el día 21 de marzo, señaló en duras palabras que “no existe otro país que tenga un sistema tan ridículo como este”.


Por otra parte, hasta hace poco más de 4 días el Partido por la Democracia, PPD logró ingresar a sus filas, un poco más de 6.150 nuevos miembros, despejando así las dudas de si el ex-presidente Ricardo Lagos, pueda postular como candidato a la presidencia nuevamente.


Tanto la UDI, como los Radicales o Renovación Nacional, RN, siguen lejos de lograr la cantidad establecida. Y así, la presidente del Partido Socialista, Isabel Allende Bussi, hija del ex presidente Salvador Allende, dijo que ve con preocupación el tiempo que tarda el Servel en entregar los datos obtenidos, pudiendo generar algún tipo de problema.


El escenario a dos semanas de acabarse el plazo


La política nacional se encuentra en un estado crítico, como dirían algunos medios, hoy se encuentra en estado de UTI, causado por la falta de interés de la ciudadanía chilena, debiendo partir de cero, para lograr realizar las mejoras que se buscan, y así lograr fortalecer el pilar de la credibilidad de la cual hoy son responsables. Y si bien, estos es un tema conceptual, el que el Estado financie los partidos y fiscalice ese gasto es algo que se ve adecuado, qué ocurre cuándo se les entrega demasiadas herramientas a organismos estatales para fiscalizarlos, pudiendo atentar contra su autonomía y su proyecto político.


En el portal “El Siglo”, tener partidos y hacerlos funcionar dejó de ser un tema fácil de tratar. El estándar de exigencia subió, y esto fue algo que ha sido reclamado por la ciudadanía, junto a una duda planteada respecto a que si las colectividades tenían realmente los militantes que estaban inscritos en el Servel, o eran cifras infladas e irreales; hasta el año 2015, cerca de 12.254 se desvincularon de los partidos políticos.


Ahora bien y según lo señalado en el diario La Tercera, de no lograrse el refichaje a nivel nacional, existiría una alternativa tanto para el PPD como para el Partido Radical, PR, contenida en el artículo 14 de la Ley de Votaciones Populares y Escrutinios.


“Aquellos partidos que no estén constituidos en todas las regiones, podrán efectuar estas declaraciones acreditando una cantidad total de afiliados en las regiones en que se encuentran legalmente constituidos, no inferior al 0,5 por ciento”, dice la normativa, umbral que deberá acreditarse en tres regiones continuas u ocho discontinuas. El porcentaje es respecto de la cantidad de votantes en la última elección de diputados. O bien, para el caso del candidato Guillier, podrá juntar firmas para inscribirse como independiente, pero para ese caso, requiere 35.000 firmas.


Los parlamentarios Giorgio Jackson y Gabriel Boric, señalaron por medio de El Mostrador el día 4 de febrero recién pasado, que en esta situación podría existir algún tipo de fraude, dado que el mismo Servicio Electoral de Chile, SERVEL, estudio un mecanismo alternativo para facilitar el “refichaje” de los partidos políticos; viendo la forma de implementar un método de inscripción vía web, enviado la copia de la cédula de identidad escaneada y así evitar el trámite en forma presencial.


Las cifras oficiales de militantes parecen maquilladas, ya que de las 871 mil personas inscritas en alguno de los 14 partidos pocas participan activamente. Si se suman, por ejemplo, los padrones del Partido socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD), la Democracia Cristiana (DC) y Renovación nacional (RN), el total supera los 427 mil afiliados. Pero en las últimas elecciones internas apenas votaron 68.000 militantes, de acuerdo a cifras recabadas por el Centro de Investigación Periodística (Ciper Chile) y así, al menos ningún partido ha quedado fuera de toda esta controversia.


Algunos personeros políticos como Cristian Monckeberg, Presidente de Renovación Nacional, sostuvo que, no concibe a los partidos como una repartición pública. “Si vamos a crear un sistema donde el Estado controle y regule el financiamiento, donde además se mete el Tribunal Calificador de Elecciones, Tricel, para regular los conflictos y donde el Servel además controla su padrón, estamos a un paso de que los partidos pierdan toda independencia respecto del Estado, lo que es un exceso de regulación que no parece adecuado”, finalizó Monckeberg.


Un nuevo Computo, un nuevo respiro


Hasta el 4 de abril, el Servicio Electoral de Chile, SERVEL, actualizó las cifras del conteo de refichados, por medio de su portal de internet, entregó datos relevantes con respecto al conteo final hasta este miércoles, siendo el Partido Comunista quien va a la cabeza ostentando 34.974 militantes. El resultado de esta semana muestra además los buenos resultados del Partido Socialista (PS) con un total 34.244 militantes, el Partido Progresista (PRO) con 22.276, la Democracia Cristiana (DC) sumando 21.709 militantes y Partido por la Democracia (PPD, con 20.895 militantes).


Más atrás se ubican el Partido Radical (20.659), Evópoli (20.066), PRI (17.844), Renovación Nacional (17.840), la Unión Demócrata Independiente (17.732) y Unión Patriótica con 15.916 militantes.


Los resultados más bajos los tienen el Partido Humanista (14.366), Igualdad (12.054) y Partido Ecologista Verde (6.642 militantes)





  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.