Günther Krabbenhöft, los hipsters podrían aprender un par de cosas de este caballero