Black Cat el lugar donde hace 50 años iniciaron la batalla por los derechos LGBT.

Primero de Enero, un local de moda en Los Ángeles, sonaba la música y los asistentes celebraban con alegría la llegada del Año Nuevo, cuando un grupo de agentes de policía encubiertos comienza a arrancar las decoraciones de la sala y arresta a 14 personas en la fiesta, de las cuales seis hombres fueron imputados por conducta indecente, corría el año 1967.


Redadas de este tipo en locales de ambiente homosexual no eran inusuales en aquella época, pero el incipiente movimiento homosexual no se quedaría sin luchar. Seis semanas después de los arrestos, el 11 de febrero de 1967, activistas de los derechos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) decidieron contestar a estos hechos con manifestaciones frente al Black Cat.



Los manifestantes exigieron que la policía de Los Ángeles dejara de acosar y arrestar a los gays, se vieron pancartas con eslóganes como "Fin a la cacería ilegal", "Paz en Silver Lake" y "Hay que poner freno a la ilegalidad de la policía".


Las protestas del Black Cat no cambiaron la política de la policía de Los Ángeles hacia la comunidad homosexual pero sí le dieron una nueva cara al naciente activismo gay, si bien ya había habido algunas marchas aisladas en Washington DC frente a la Casa Blanca o en Filadelfia, la magnitud y consistencia de las protestas en Los Ángeles dieron un fuerte impulso a la comunidad LGBT en todo EE.UU.


Las manifestaciones inspiraron además la aparición de The Advocate, la primera publicación LGBT del país.


"Los Ángeles ha estado a la vanguardia del movimiento por los derechos de los homosexuales pero no ha recibido la atención que merece por ello", opinó Daniel Henning, organizador de los actos de aniversario.

"Casi cada una de las personas a las que les he contado la historia del Black Cat no habían oído hablar de ella nunca", le dijo Henning a la publicación LA Weekly.




Según Eric Avila, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés), los periodistas y escritores estadounidenses a menudo caen en el error de tener una visión "Nueva York-centrista" del mundo.

Por eso, considera Avila, la redada policial en el local neoyorquino Stonewall y las posteriores protestas se apropiaron del nacimiento del movimiento por los derechos civiles de los homosexuales.


"Como residente de Silver Lake, estoy orgulloso del legado de aquellas almas valientes que lucharon por nuestros derechos en 1967", escribió Henning en un comunicado.

"Es una historia importante para contarle a la próxima generación, para que aseguren que los derechos por los que combatimos tan fuertemente perviven en el futuro".


Para reivindicar el papel que jugó el levantamiento del Black Cat y marcar este 50 aniversario, se recrearon el sábado pasado las protestas, con un mitin político y una fiesta en el local incluidos.


"Los Ángeles y en concreto el distrito 13 han sido foco de algunos de los eventos más importantes en la historia del movimiento LGBT, especialmente por lo que supusieron las protestas del Black Cat que ocurrieron en Silver Lake hace 50 años", expresó en un comunicado el concejal de la ciudad Mitch O'Farrell, del Partido Demócrata.


"No hace tanto tiempo que personas como yo éramos objetivo de la policía por ser honestos con nosotros mismos. Muchas vidas fueron deshechas y todo un grupo de gente fue marginado".


El Black Cat desde 2012 es un restaurante, "Sentimos que nos corresponde mantener viva esta historia, nuestra obligación con la comunidad es ser cuidadores de esa historia. Para nosotros, los derechos LGBT son derechos humanos", sostuvo Lindsay Kennedy, una de las propietarias del Black Cat de hoy, en entrevista con el sitio Voice News.


En 2008, el edificio que aloja el Black Cat fue declarado monumento cultural histórico por la Comisión de Patrimonio Cultural de Los Ángeles.



"Nosotros, la comunidad LGBT de Estados Unidos, hemos logrado grandes avances desde entonces, pero nuestra lucha por una aceptación total sigue viva"Nada es más apropiado para esta ocasión especial que volver al lugar, conocer qué es lo que pasó y por qué, y animarnos a dedicar nuestras fuerzas a terminar el trabajo que iniciamos hace tantos años", expuso Alexei Romanoff uno de los organizadores de la protesta de 1967, en un comunicado.


"Nada es más apropiado para esta ocasión especial que volver al lugar, conocer qué es lo que pasó y por qué, y animarnos a dedicar nuestras fuerzas a terminar el trabajo que iniciamos hace tantos años".

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.