INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

Michelin X Tweel, sin aire no hay pinchazos.

 

El 60% de los accidentes provocados por fallos mecánicos se deben al mal estado de los neumáticos, y es por eso que se agradece que la industria quiera desarrollar tecnologías que puedan salvar vidas, y desde 2014 ya podemos ver las primeras “Tweel” en el mercado.

 

 

 

Las Michelin X Tweel se presentaron como prototipo en el Salón de París de 2004. La idea era reducir el tiempo que se pierde por la reparación de los pinchazos de los neumáticos, pero sin perder tracción, manejabilidad o comodidad de marcha. También desaparecería con estas ruedas el cuidado por la presión de inflado de los neumáticos, que como sabemos es una asignatura pendiente hace mucho tiempo.

 

 

 

Si observamos un X Tweel (composición de los vocablos en inglés: tire (cubierta) y wheel (rueda)) es el diseño de una rueda experimental desarrollada por la compañía de neumáticos francesa Michelin. Su ventaja principal sobre los neumáticos tradicionales es que la Tweel no utiliza una cámara de aire comprimido, y por lo tanto no puede explotar o desinflarse. Tweel en cambio posee una serie de radios de poliuretano flexibles que se utilizan para soportar una cinta exterior y desempeñar el rol de absorber el impacto que normalmente desempeña el aire en un neumático tradicional. Desaparece la idea de neumático y llanta, por separado, y se pasa a considerar la rueda como un todo, con puntos de elasticidad y puntos de rigidez calculados para mantener las funciones clásicas de una rueda al uso. Eso sí, con la ventaja de no tener que sufrir por un posible pinchazo.

 

¿Y en qué condiciones se pueden poner a prueba la capacidad de adaptación y deformación que es necesaria en una rueda tan diferente a lo que conocemos hasta ahora?

 

Para dar respuesta a esta pregunta, hay que hablar de dos productos que son todo un banco de pruebas para los desarrollos que puedan venir más adelante: Michelin X Tweel SSL y Michelin X Tweel Turf.

 

 

 

El primero es un Tweel pensado para maquinaria industrial, y el segundo está concebido para tareas agrícolas, de hecho John Deere ya ha dotado a su cortacésped John Deere Ztrak 900 con las ruedas Michelin X Tweel como equipamiento de serie. En paralelo, el Centro de Investigación de Michelin en Greenville (Carolina del Sur), sigue adelante con sus investigaciones, y es que fue precisamente allí de donde salió la idea de tener un neumático que no fuera neumático, una rueda sin aire a presión.

 

“El neumático radial sin aire Tweel permite a Michelin entrar en nuevos mercados y ampliar el segmento de aplicaciones para baja velocidad. En la industria existe una gran demanda de soluciones que contribuyan a mejorar la seguridad y la productividad. Servir a nuestros clientes es el objetivo de nuestra estrategia de éxito”.

 

 

Según la firma francesa, el producto está llamado a “satisfacer el interés y la creciente demanda de los mercados”. No sabemos cómo evolucionará esto, pero tampoco lo debió de tener fácil John Boyd Dunlop cuando le puso bandas de caucho a las ruedas del triciclo de su hijo y pensó que aquello podía ser un producto comercializable, o los hermanos Michelin cuando decidieron que aquellos tubos de caucho podrían ser desmontables para ser reparados, ahora quien sabe si el próximo paso del mercado sean quitarle el aire a los “tubos de caucho”.

 

Please reload

Please reload