INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

4 alimentos que dejan un mal aliento en tu boca y que deberías evitar

 

En una sociedad en que el culto al cuerpo es casi “primordial” para tener éxito, una bonita figura acompañada de un rostro armónico se transforman en la mejor carta de presentación si queremos conquistar a alguien.

 

Sin embargo, todo aquel esfuerzo dejado en el gym, más la seguidilla de dietas estrictas para bajar de peso y esa infinidad de fotos subidas a Instagram para captar cientos de like no sirven de nada si abres la boca y te das cuenta que tienes mal aliento.

 

 

Hoy un buen aliento es el mayor plus de los hombres al momento de la seducción, pero en ese universo bucal existen una serie de causantes de mal aliento que le pueden jugar una mala pasada al género masculino.

 

Escenario en que el café, el ajo, la cebolla y aliños varios por lo general son los principales ingredientes que dejan un mal sabor en tu boca, no obstante, dichos productos no son los únicos causantes de este bochornoso estado. Por eso, la revista masculina Men’s Health elaboró un listado con los 4 alimentos que acaban con tu frescura dental  y que debes evitar a toda costa.

1- Lácteos y todos sus derivados

 

 

¿Qué pasa cuando tienes en tu refrigerador un queso por varios días? Exacto!! el olor que provoca este lácteo descompuesto  en tu nevera es bastante apestoso y particular. Algo muy similar es lo que sucede en tu boca cuando consumes leche o uno de sus derivados y olvidas cepillarte de forma correcta los dientes.

 

La halitosis provocada por este tipo de alimentos puede ser un problema terrible para aquellas personas intolerantes a la lactosa, pues carecen de la enzima que logra descomponer los productos ricos en leche.

 

 

 

 

 

 

 

2-  Dulces y golosinas

 

 

La aparición de caries es solo uno de los problemas que conlleva caer ante estas dulces tentaciones; ya que su consumo constante también deja un mal aroma en boca y dentadura.

 

Contexto en que Lisa Harper Mallonee, experta en salud bucal y profesora de la Universidad Texas A&M explica a la revista masculina que “cuando las bacterias de tu boca se combinan con el azúcar, liberan compuestos sulfúricos apestosos”. Además, como las partículas de caramelos son especialmente pegajosas y difíciles de remover, incrementan el tiempo que tienen las bacterias y el azúcar para reaccionar, haciendo que tu aliento tome un olor más desagradable de lo normal.

 

 

 

 

 

 

3- Ingesta de alcohol y energética

 

 

El verano es sinónimo de un mayor consumo de cerveza y cócteles, sin embargo abusar de este tipo de bebidas u optar por un mayor número de energéticas podrían provocar que tu aliento se transforme en tu peor enemigo: al igual que el café, el alcohol y la cafeína presente en las bebidas energéticas te deshidratan hasta el punto de generar malos olores dentro de tu boca que son difíciles de combatir.

 

Con relación a esto, la profesional aseveró que “cuando la boca se seca (tras la ingesta de alcohol), genera malos olores”.  Si bien un enjuague bucal elimina el aroma temporalmente, cuando nuevamente se seca vuelve a caer en el mismo estado putrefacto anterior.

 

 

4- Un apetecible trozo de carne

 

 

Cuando te aburres de aquella liviana ensalada de lechuga más un jugo natural y optas por un rico trozo de filete acompañado de una copa de vino, estás creando el escenario perfecto para una “putrefacta” celebración bucal.

 

“A pesar que la proteína presente en la carne es importante para el organismo, los residuos que se quedan en tu cavidad oral, producto del consumo de este tipo de alimento, pueden producir en un par de minutos un olor bastante desagradable en tu boca”, son parte de las declaraciones de la experta a la revista masculina.

 

Sin embargo, la profesional aseveró que optar por carnes como el pollo o el pescado no producen tantos problemas bucales como  si lo hace un rico corte de vacuno.

 

 

Por lo que, si eres de los que consume a diario aquellos 4 alimentos y te verás enfrentado a este tipo de olores de manera habitual, la profesional sugiere optar siempre por un enjuague bucal que entregue el máximo de frescura. Asimismo, recomienda cepillarse de forma constante lengua y paladar, pues son estos sectores de la boca los que almacenan un mayor número de bacterias.

 

Asimismo es vital el hilo dental, ya que su uso ayudará a remover aquellos residuos de comida azucarada que quedan entre tus dientes.

 

Del mismo modo, (aunque suene extraño) la especialista sugiere masticar chicle, pues dicho movimiento bucal ayuda a remover muchas partículas de alimentos que se quedan en los dientes. A ello hay que sumar el consumo constante de agua, ya que solo así se evitará que la boca se seque cuando en una celebración se te pasen las copas.

Please reload

Please reload