No creo en las brujas, caray, pero… de que las hay… Garay. Entre la verdad y la mentira.