INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

¡Los artistas al poder, los artistas al poder!

September 19, 2016

Casi como una actividad adicional, los artistas de hoy se enfrentan cara a cara con el mundo de la política. El mundo es una aldea completamente política, opinante, pensante, a veces hasta sensacionalista y un tanto amarillista.

 

Quizás hoy el ser artista, no es solo ir a eventos o grandes fiestas, o sólo ser aclamado por las personas que siguen día a día sus pasos. Hoy llegar a ser una celebridad es sinónimo de respeto, de claridad; no confundir con los cinco minutos de fama, o hacerse famoso con escándalos que solo la farándula podría encontrar.

 

Un artista, es un ser apasionado por lo que hace, tiene algo que decir, un aporte a la sociedad verdadero que no solo se queda escondido en sus paredes esperando ser revelado.

En nuestra sociedad chilena no es ajeno ver actores, que se vinculen al mundo de la política, personajes que tienen algo que decir y que aprovechan esa cuota de popularidad para acercar a buena parte de la población a discutir sobre ciertos temas.

 

Daniel Muñoz y Tamara Acosta hoy no están disponibles para hablar de política, y debe ser tanta la desilusión sobre nuestros pseudo líderes que en vez de sumar adeptos hoy los restan, cerrando absolutamente las filas.

 

En otros ejemplos, podría señalar el caso de Ramón Farías, que en si se vinculó al mundo de la política cuando en Chile se vivían otros tiempos. El actor de La Madrasta, comenzó su carrera cuando fue electo en 1992 como Alcalde de San Joaquín y que durante el año 2013 con un 30.67% bajo el pacto de la Nueva Mayoría fue elegido como Diputado.

 

Otro caso es el de Álvaro Escobar, el actor y ahora animador de televisión también fue Diputado hasta el 2010, siendo electo con un 42% de las preferencias.

 

En una línea completamente diferente podríamos mencionar a Andrea Molina o Alejandro Guillier que si bien no son artistas, pertenecen al mundo de la pantalla chica.

Pero en definitiva, volviendo al tema de si nuestros artistas deben o no hablar de política, o si está bien o mal que participen en campañas es decisión de cada quien expresar su voluntad en estos menesteres.

 

A lo mejor sería bastante bueno, que nuestros intelectuales, artistas, locutores o cualquier persona llame a la sociedad a realzar el voto, a ejercer el derecho de opinión para poder de una vez por todas mejorar la política tal y como hoy la tenemos.

 

Diputados y Senadores, deberían pedir ayudar a nuestros actores, a nuestros artistas, a todo aquel que esté en verdadera línea directa con la gente, o como la tan distinguida clase política dice nos llama “el pueblo”.

 

No es malo pedir ayuda, no es malo orientar algo que hoy esta descarriado y que lo único que logra es que la ciudadanía no crea en lo que en lo más hondo de nuestro ser creemos. Somos una sociedad en constante evolución, hemos crecido en política; elecciones de directiva de juntas de vecinos, el mejor compañero, presidente de curso y cuantos cargos más.

 

Damos una opinión y siempre tendremos una parte a favor y otros en contra, está muy claro que no seremos moneda de oro de nadie, y puede ser que ahí se encuentre la verdadera esencia de la política en nuestro país, ese esencia que queremos ver en nuestros queridos hombres y mujeres de gobierno; sea del partido que sea.

 

Un dicho dice, los políticos cuidan de nosotros. Pero, a modo de pregunta, quién los cuida a ellos. Quién al igual que nosotros siente admiración por alguien más. Podría ser que un verdadero artista este a la altura de nuestros gobernantes y sean ellos también parte de nuestro circulo más representativo de gobernantes y lideres, para que quizás, así nuestro querido país sea el que tanto queremos.

 

Fotografía EMOL

Please reload

Please reload