La magia de compartir el estilo.