El cambio de hora, da pie al cambio de moda.

Sácale partido al cambio de hora y cuando llegue la noche, despliega toda la artillería pesada. Aprovecha la actitud relajada del verano para sacar a relucir tu camisa de inspiración pijama, una indirecta perfecta y cómoda sobre cómo te gustaría que terminase la noche. Combínala con un pantalón blanco y remata con unas sandalias, dos de las tendencias más fuertes de las últimas temporadas. Ah, y no descartes un baño a la luz de la luna, nunca se sabe lo que puede pasar, así que ve preparado bajo esa fachada de hombre elegante y cálzate una braga náutica.

12 visualizaciones