Carta a "Madgesty" (su majestad Madonna)


Su “Madgestad”:

Es extraño escribirle a alguien una carta de cumpleaños cuando entre sí no se conocen. O sea, nos hemos topado en la vida real muchas veces pero en verdad no nos conocemos. Nadie puede decir que conoce a alguien sin haber cruzado por lo menos algunas palabras. Pero aún así siento que te conozco y yo sé que tú a mí también.

Nuestra relación lleva muchos años desarrollándose. De pequeño, cuando mi papá me grababa bailando Like A Virgin, apenas sabía hablar pero ya balbuceaba tus canciones. Fueron mis padres quienes alimentaron mi fascinación por ti y así, sagradamente, todas las navidades me llegaba un CD tuyo de regalo. Hasta cuando estaba grande y peludo y mis viejos no sabían que hacer conmigo, ellos tenían en ti la carta maestra para darme una sonrisa todos los años.

No fuiste sólo mi primer disco. Tu tour del Blond Ambition me mostró el mágico mundo de los escenarios. No era la primera vez que veía un cantante en vivo, aunque fuera en la tele. Pero contigo entendí que pararse al frente del micrófono no es suficiente. La magia está en tu vestuario, en tus bailarines, en tus músicos, en la progresión de canciones que cuentan una historia, una visión completa. Me mostraste la diferencia entre un concierto y un espectáculo. Por qué crees que iba sagradamente al mall a ver ese Laserdisc de Niza? Fuiste mi niñera durante muchos meses inadvertidamente.

Si nos ponemos algo más personales, contigo crecí y maduré sexualmente. En un período de mi vida donde mi familia y la sociedad retrógrada castigaban lo que sentía por dentro, fuiste mi refugio y mi escape. En tus letras, en tus videos y en tus entrevistas encontraba a esa mejor amiga que me decía que todo iba a estar bien. Que los equivocados eran ellos y no yo, que mientras haya amor no hay error. Como buena relación entre amigos, las temáticas evolucionan y quizás en unos años más, cuando llegue a los 58, haré también mías esas frases contra la discriminación etaria y la relevancia de los seres humanos independiente de marcadores externos.

Pero sabes cuándo supe que lo nuestro era para siempre? Esa vez que nuestra relación quebró la pantalla y tú y yo nos miramos a los ojos, sin filtros y en vivo, por primera vez. No pudimos cruzar palabras, estabas ocupada haciendo lo tuyo, deslumbrando con tus canciones a miles de personas al mismo tiempo. Yo por mi parte también hacía lo mismo, coreando al unísono con ese mar de gente en un mismo sentimiento. Quizás no me salía la voz de tanto gritar, quizás no te veía bien por lo llorosos de mis ojos, pero lo nuestro rebasaba los cinco sentidos. Te comunicabas con mi corazón y yo con el tuyo.

Con los años me he vuelto más crítico de ti y de tu arte, mal que mal ya no lo veo con los ojos del fan sino que como alguien que trabaja en tu misma industria. Pero créeme que siempre te seré fiel y siempre tendré una buena palabra para ti, porque toda tu obra es maravillosa y digna de celebrar. Durante años han tratado de aportillarte y sólo te hacen más grande y ahí tienes otra cosa más por la que me enorgulleces, he aprendido tanto de ti.

Querida amiga, no sé cuando nos volveremos a ver. Ha pasado poco tiempo pero se me ha hecho una eternidad. A pesar de eso, sabes que todos los años en tu cumpleaños me acuerdo de ti y te celebro. Porque como buena amiga que eres, en tus palabras y en tu voz siempre encuentro ese consejo y ese consuelo que necesito.


Feliz cumpleaños, su Madgestad.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.