¿Sabes realmente que come tu perro? Parte 1.

Me acuerdo en la casa de mi abuela donde la alimentación de las mascotas se resolvía muy fácilmente: se le daban las sobras, y si no sobraba nada se le daba pan mojado en leche o cualquier cosa que les quitara el hambre, luego vinieron las sopas de arroz con carne y verduras, hasta que un día en el patio apareció un saco blanco sin etiquetas ni rótulos, mi abuela muy en contra de lo que le gustaba a ella comenzó a alimentas a su mascota con pellets, olvidarse para siempre de cocinarle a la mascota. Se calcula que solamente el diez por ciento de dueños de animales los alimenta con una dieta casera hoy en día.

 

Pero el hecho de que sea cocinada en casa no quiere decir que sea balanceada o la que su perro necesita, si se elige una dieta casera, también se requiere el asesoramiento de un veterinario y se deben usar múltiples alimentos que deben ser pesados para que estén las proporciones necesarias. Muchas veces se elige hacer esto, pero sin responsabilidad. Son muy distintos los requerimientos de proteínas o de calcio entre un canino adulto y un cachorro en pleno crecimiento.

 

La regla vale también para la comida de bolsa. La gente tiende a comprar por precio, aunque pueden estar equivocándose rotundamente, como tampoco hay que sobrealimentar o dar alimentos contraindicados, por ejemplo para una determinada enfermedad. Hay muy pocos veterinarios que saben leer una etiqueta para dar con la mejor comida según qué tipo de perro, mucho menos lo podría hacer un consumidor, por lo que muchas veces se apuesta a la fórmula más cara suponiendo que es lo mejor", de igual modo, darle lomo al perro o salmón al gato tampoco parece ser la mejor idea, por lo que se concluye: "estamos humanizando demasiado a nuestros perros y gatos".

 

Qué pasaría si uno se come la comida del perro, esas croquetas de aspecto triste y seco al tacto? ¿O las latas húmedas de los gatos? Nadie se moriría, pero vomitaría un poco del asco: según los defensores de la alimentación natural, está comiendo deshechos, es decir, subproductos del reino animal y vegetal.

 

Sin embargo, la comida para perros transita una zona gris en cuanto a las fiscalizaciones. Además del misterio sobre el origen de sus componentes, parte de la mala imagen de la comida para mascotas tiene que ver con la publicidad. Todo el mundo lo sabe: nada de lo que se ve en los envases de comida para mascotas es verdad y como un caso de publicidad engañosa es inviable en estos casos. Ni los filetes de salmón rosado, ni los pedazos de carne o pollo existen, tampoco esos granos de maíz amarillos y perfectos.

 

Pero como los perros y gatos no pueden ir al SERNAC a hacer una denuncia. Para cubrirse, al al costado de las fotos de relucientes pedazos de carne o pescado los fabricantes aclaran que son "ilustrativas" o que "no hacen referencia directa a las características del producto". En otras palabras, están ahí para producir una imagen distorsionada de lo que se está ofreciendo en su empaque. La paradoja es que en las oficinas en chile no tienen registradas denuncias en ese rubro.

 

En Estados Unidos, la AAFCO (un organismo mixto que no regula pero elabora informes, dictámenes y cada año pública sus recomendaciones que prácticamente se convierten en un estándar de mercado) según la doctora Gómez, que además es titular de la materia Clínica Médica de Pequeños Animales en la facultad, sugirió que las leyendas de los paquetes puedan incluir anuncios "indeterminados", es decir, bajó línea para que se permitan rótulos como "super premium", "larga vida para su animal", "delicias del mar", "perfecto y balanceado" u otras igual de rimbombantes e incomprobables, sin que tenga que haber el mínimo sentido u obligación contractual ni mucho menos pruebas científicas que respalden el anuncio.

 

Aun siendo discutible, la afirmación de las etiquetas no parece una mala dieta. Todos estos paquetes están decorados con variaciones que aluden a nutrición óptima y balance, pero esto podría ser una verdad a medias. El Cornucopia Institute de Estados Unidos -una especie de ONG que nuclea a granjas y productores de alimentos orgánicos- se puso al hombro la contraofensiva contra la abrumadora presencia de la comida empaquetada y batalla judicialmente contra los grandes fabricantes denunciando la publicidad engañosa o la baja calidad de sus ingredientes.

 

En sus reportes denuncia que los alimentos comerciales de las grandes compañías se componen -además de harinas, minerales y preparados químicos- básicamente de lo que llaman "animales 4D" por su siglas en inglés, que vendría a ser animales enfermos, muertos por enfermedad, moribundos, o con órganos atrofiados. También afirman que como los ensayos de laboratorio se hacen sobre una pequeña muestra y por cortos periodos de tiempo, las deficiencias de nutrientes y enzimas son indetectables, y sólo aparecen al cabo de un plazo largo.

 

Así, según ellos, los análisis siempre devuelven buenos indicadores y sólo así el lema de "completo y balanceado" resulta no ser falso. Como sostienen, es mejor que incompleto y desbalanceado, pero no significa que sea lo mejor. La doctora Gómez, opone una lectura insoslayable a esta descripción apocalíptica y afirma, en cambio, que "esta comida ha aumentado marcadamente la sobrevida y la calidad de vida de los perros y gatos entre tres y cinco años".

 

En Estados Unidos, es la USFDA la autoridad que reglamenta y autoriza alimentos y medicinas, por lo que se vio en apuros cuando estalló en 2007 el gran escándalo por la comida contaminada. El productor mayorista MenuFoods -que vendía sus propias marcas y proveía el producto terminado a varios clientes (Procter & Gamble para sus marcas Eukanuba y Royal Canin, entre las más conocidas) quedó en el ojo de la tormenta cuando fue obligada a retirar millones de unidades sospechadas de estar contaminadas con melanina y veneno para ratas. Los fallos en la cadena de suministros y proveedores alcanzaron finalmente a más de cien marcas. El origen de todo fue el proveedor chino de harinas y proteínas de arroz. Las autoridades comprobaron 18 mil perros y gatos muertos por culpa de la comida adulterada.

 

En los últimos años el mercado de los alimentos para mascotas se ha incrementado en  forma  vertiginosa, con un crecimiento en promedio de un 20% al año. Han aparecido numerosas marcas de alimentos completos para perros y gatos donde se pueden encontrar góndolas  completas  de estos productos en supermercados, que ofrecen una buena alternativa alimentaria para estos animales domésticos. Para este año, en Chile se proyecta un consumo de U$ 98,9 por hogar en esta categoría, según datos de Euromonitor Internacional, superando de este modo a España (U$85,3), Brasil (U$78,2) y Argentina (U$54,4), siendo su principal canal de distribución los supermercados con un 91,7% de las transacciones.

 

El presente estudio tuvo como propósito evaluar la calidad de los alimentos completos para perros que actualmente se comercializan en la ciudad de Santiago, para comprobar la composición química declarada en la etiqueta de cada marca comercial, expresada como análisis garantizado.

 

Todas las marcas de alimentos envasados completos para perros adultos, en formato de uno a tres kilos, existentes en el mercado minorista formal, a disposición de los consumidores.

A continuación, se presentan los resultados de laboratorio y su contrastación con el análisis garantizado declarado en los envases de las 20 marcas analizadas:

 

Del conjunto de marcas en estudio de alimentos completos para perros adultos, seis marcas presentan resultados de laboratorio coincidentes con lo declarado en su etiqueta en relación al análisis garantizado. Ellas son las marcas Cannes, Pedigree, Can adulto, Doko, Proplan y Eukanuba.

 

Las Marcas Dog Chow, Guau Forte, A Cuenta Cachupín, Master dog, Cubidog y Life Buffet presentan una inconsistencia entre la información declarada en el análisis garantizado y los resultados obtenidos en el laboratorio.

 

Las marcas Merkat, Uno, Nutragold, Tottus y Champion presentan dos contradicciones entre la información declarada en su análisis garantizado y los resultados obtenidos en el laboratorio.

 

Las marcas Nutranugget y Jumbo presentan tres inconsistencias entre las variables declaradas en el análisis garantizado informado en el envase y los resultados de laboratorio.

 

Es decir, de las 20 marcas de alimentos completos para perros adultos analizadas, solamente seis marcas presentan resultados de laboratorio coincidentes con lo declarado en su etiqueta respecto al análisis garantizado. Ellas son las marcas Cannes, Pedigree, Can adulto, Doko, Proplan y Eukanuba.

 

La variable con mayores contradicciones resultó ser la del contenido porcentual de proteínas, donde en 9 marcas de las 20 analizadas, no existe concordancia entre la información declarada en el rótulo y el resultado obtenido en el laboratorio. Cabe hacer presente que dicha variable está dentro de aquellas explícitamente obligatorias de informar de acuerdo al Reglamento para Animales del Ministerio de Agricultura (Decreto 307 del año 1979). Más aún, desde el punto de vista técnico, resulta preocupante los casos de las marcas Merkat y A Cuenta, donde los resultados de laboratorio indican que presentan niveles de proteínas inferiores al mínimo recomendado en la NCh2546Of.2001 – “Alimentos completos para perros y gatos – Requisitos y rotulación”, donde se recomienda que sea igual o mayor a un 18% para la etapa de vida adulta de un perro.

 

Las irregularidades expuestas que reflejan diferencias entre lo declarado por el proveedor y lo que realmente contiene el producto alimenticio para perros en lo referente a la declaración de análisis garantizado, fueron informadas a la División Jurídica para estudiar las Departamento de Calidad y Seguridad de Productos, además de acciones legales pertinentes por presunta infracción a la Ley 18.496 sobre Protección de los Derechos de los Consumidores. Los antecedentes recogidos en la presente investigación además fueron remitidos al Servicio Agrícola y Ganadero para su conocimiento y acciones que considere pertinentes, por ser la entidad a cargo de la fiscalización de estos productos, sugiriendo una pronta modernización del Reglamento para animales, ya que el actualmente vigente data del año 1979.

 

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.