INFORMACION

 

Publicidad
Contáctanos

Conoce al equipo

Guys Magazine

© GMZ - Todos los derechos reservados.
Las imágenes y contenidos publicados en este sitio no pueden ser reproducidas por ningún medio sin autorización.

 

@2016 Patricio Junemann

El decálogo final de la bufanda

 

Esa "prenda larga y estrecha, por lo común de lana", por definicion de la RAE, hombres del mundo, desde Roma hasta Londres, a través de los siglos, abrazaron la prenda que da más confort.

 

La bufanda, también conocida como jata, pashmina, shemagh o kufiyya, se utiliza de diferentes formas: alrededor del cuello, en la cabeza o alrededor de la cintura, ya sea por moda o por motivos religiosos, Sus inicios datan del Antiguo Egipto. Pero no como en la actualidad, pues las utilizamos cuando hace menos de diez grados, ellos las usaban en altas temperaturas para limpiar el sudor de la cara y el cuello cuando hacía calor. En principio se le llamó “Sudario de Oviedo”, que se traduce del latín al inglés como “paño sudor”.

 

Para entonces fueron usadas originalmente por los hombres alrededor de su cuello o atadas a su cinturón. Pronto las mujeres comenzaron a utilizar bufandas hechas de tela, y no de lana, pashminas, o las de seda, desde entonces este “pañuelo” se ha puesto de moda y ha dado estilo a cualquier look. Los historiadores creen que durante el reinado del emperador chino Cheng, los pañuelos de tela fueron utilizados para identificar los agentes o el rango de guerreros chinos. Y fueron los muy rebeldes croatas en Francia los que las pusieron de moda, dando lugar, después, a la corbata, pero se convirtió en un accesorio de moda real a principios del siglo 19, tanto para hombres como para mujeres.

 

Fue a mediados del siglo 20 cuando esta prenda se convirtió en uno de los accesorios de vestir esenciales y más versátiles, tanto para hombres como para mujeres, pero la bufanda actual tiene su cuna en Inglaterra, puesto que se presupone que en un 80% de los casos se trata de una prenda de lana, de punto grueso o de fino tejido, protegen el cuello del invierno. Los sikhs, en la India, la usan de turbante. Los árabes la utilizan de keffiyeh. El caso es que siempre cumple un rol protocolario en otras civilizaciones.

 

Hoy en día los principales fabricantes de bufandas son China, la India, Hong Kong e Indonesia. Los materiales más comunes utilizados para hacer bufandas de moda son seda, lana, pashmina y cachemir, pero las grandes casa de diseño y alta moda tambien tienen dentro de sus accesorios bufandas; Burberry, Missoni, Alexander McQueen, Cole Haan, Chanel, Etro, Lanvin, Hermes, Nicole Miller, Ferragamo, Emilio Pucci, Dior, Fendi, Louis Vuitton y Prada, por ejemplo, en el caso de Hermés las bufandas son puro lujo, son de colección y cada pieza es única. Según la página oficial de la casa de moda francesa, las que no se vende son destruidas cada año.

 

Si la corbata a veces es mucho para los caballeros, un problema similar suele pasar con las bufandas o chalinas y es que estamos comenzando la temporada de frío, creo que es importante de una vez por todas saber cómo atarnos perfectamente una bufanda, sobre todo si lo que queremos es dejar atrás el típico atado de bufanda y estar un poco más a la moda a primera vista, podemos llevarlas de diferentes maneras ya que existen varios tipos de bufandas las cuales podemos utilizar dependiendo de la ocasión, de la bufanda, el tamaño, y el material, de lana son de sport, a rayas son muy británicas y de seda acompañan bien al esmoquin y en seda blanca, al frac.

 

 

De Oriente a Occidente, del 4.000 A.C. hasta el 2.014, sigue funcionando. La bufanda es una máquina de hacer dinero y de ahorrarnos resfriados. Hay varias maneras de llevarla, pero para ellos, aconsejamos «poca creatividad». Suelta, en los dos lados, o con el nudo francés, son las opciones más elegantes. El nudo francés consiste en hacer un hueco en el doblez de la bufanda, para incluir dentro las dos tiras. El resto de las opciones, son versiones trasnochadas de los poetas parisinos y de algún que otro amigo de Oliver Twist.

 

 

Los escoceses se han hecho reyes de la bufanda, con la mejor lana, los telares más sofisticados y los mejores dibujos, han declinado el arte hasta llevarlo a cotas impensables. Una bufanda es hoy uno de los mejores regalos para ellos en invierno, ahora veamos las diferentes formas de llevar esta prenda segun nuestros amigos de Real Men Real Style,  ¡hagan juego, señores!

 

Caída Clásica:

 

 

La bufanda cuelga alrededor de tu cuello. Es la manera más sencilla de utilizarla se deja el frente expuesto. La mejor bufanda para usar con este estilo es una bufanda corta-media rectangular. Los extremos pueden ser cuadrados o con flecos dependiendo de tu estilo y preferencia. Su uso es más de moda que funcional.
Caída Clásica Por dentro o fuera del abrigo: usar tu bufanda al frente de tu abrigo la convierte en un punto visual de tu atuendo, si la utilizar por dentro crea un efecto más sutil.

 

a. Para utilizarla por dentro del abrigo debemos meter los extremos al abrigo para que cubran el área del pecho expuesto por el escote del mismo. Se abotona el abrigo sobre la bufanda y la tienes que ajustar para que este pareja bajo tu cuello.

 

b. Para utilizarla por fuera, se recomienda levantar el cuello de tu abrigo y pon la bufanda en la base de la parte de atrás de tu cuello y deja que cuelgue naturalmente sobre tu abrigo.

 

 

Vuelta Clásica:

 

Hacemos lo mismo que en la caída clásica solo que esta vez cruzamos el extremo más largo sobre tu cuello y hombro llevándolo hacia la espalda. Se recomienda usar por fuera del abrigo y que sea una corbata media-larga.

 

Nudo Parisino:

 

 A este nudo también se le conoce como nudo europeo, vuelta europeo o nudo corredizo. El primer paso es doblar nuestra bufanda a la mitad colocamos la parte rectangular de nuestro lado derecho, agarramos las puntas y la pasamos entre el doblez que hicimos en el otro extremo, apretamos un poco para que luzca el nudo frente a tu cuello.

 

Nudo Ascot:

 

Para este estilo se recomienda usar bufanda rectangular y si tiene flecos en los extremos se ve mucho mejor o con bordes redondos. Esteme método es muy cálido y se puede usar en climas fríos. El primer paso, ponemos la bufanda alrededor de nuestro cuello, sin soltar los extremos de la bufanda, envuélvela alrededor de tu cuello de tal manera que los extremos cuelguen sobre tu espalda si los soltaras. Crúzalos detrás de tu cuello y tráelos de vuelta hacia el frente. Cruza el extremo más largo sobre el corto antes de enhebrarlo por el círculo que resulta, jala el extremo largo sobre el frente del circulo para apretarlo, después esconde el extremo corto con el largo, ajusta cuantas veces sea necesario para que el nudo se vea padre no muy apretado o muy suelto, este nudo se recomiendo utilizar cuando utilices chaqueta ya que va por dentro de ella no dejes que los extremos salgan.

 

Nudo Falso:

 

Para este estilo se recomienda una bufanda con patrones o tejidos más gruesos para que el nudo se vea y luzca bien. Lo primero que tenemos que hacer es colgar nuestra corbata alrededor de nuestro cuello un extremo debe estar un poco más abajo que el otro El extremo más corto debe bajar a la mitad de tu pecho, mientras que el extremo largo debe de colgar hasta la parte de arriba de la cintura. Hacemos un nudo suelto en un lado, se debe mantener el nudo aflojado para que sea más fácil ajustarlo y más fácil meter el otro extremo por ahí, desliza el otro extremo por el nudo y sácalo por abajo para terminar apretamos el nudo y ajustamos los extremos de la bufanda para que estén del mismo largo. Se recomienda usar por fuera de la chamarra o abrigo.

 

Toda alrededor:

 

Para este estilo se recomienda una bufanda larga para que del efecto deseado. Para hacer este estilo colocamos nuestra bufando alrededor de nuestro cuello un lado estando casi al límite del hombro damos las vueltas que sea necesario alrededor de nuestro cuello hasta que el otro extremo este enfrente lo escondemos con algún relieve.

 

A la espalda:

 

 Para este estilo se recomienda una bufanda larga para que del efecto deseado. Para hacer este estilo colocamos nuestra bufando alrededor de nuestro cuello a alturas iguales. cruzamos el frente hasta juntar ambas piuntas en la espalda, se anuda y asi se mantiene el calor en la zona de la cintura, secubre con el abrigo.

 

Ahora si lo que quieres es salir un poco de lo esquemas, te mostramos una nueva tendencia en el mundo, y es que las bufandas pasaron de ser un artículo de moda, en toda una mina de ideas sobre cómo abrigarnos el cuello en estas bajas temperaturas, aunque siempre serás la primera que conocimos, hoy te toca compartir escenario.

 

 

Please reload

Please reload