Salen los Metrosexuales, y entran los Lumbersexuales.