Sean O'pry, el chico sexy por el que Taylor Swift perdió la cabeza.